Learn more about Hanover's response to COVID-19.


Department of Modern Languages and Cultures

Creative Writing in Spanish - Fall 2020

TeriAnn Hall (FALL 2020) +


Reflejo oscuro

Hace cientos años que una chica y su padre vivían profundo dentro del bosque separados del resto de la gente. Los dos mantenían su granja pequeña con facilidad. Cada día ella les cuidaba todos los animales mientras su padre trabajaba en los campos. Desde la salida del sol hasta la puesta del sol, el par construían una vida pintoresca conjunta. Ellos no tenían querer para nada. Cualesquiera necesitaron, el bosque de un modo u otro proveyó.

Ninguno de los dos no pensaron malos sobre su vida pero el cambio no esperó para nada. Una tormenta con poder más de la naturaleza formó durante la noche y descuartizó toda la casa. El padre y los escombros de la casa fueron rozados lejos por el viento del norte, pero la joven no había sido tocada por la tormenta. Ni siquiera una sola gota de lluvia había caído sobre ella. La única cosa de su vida que todavía estaba normal fue su cama. Era prístina. Tan pronto como ella abrió sus ojos, entendió que estaba sola. No pudo sentir la energía del bosque como los días anteriores. Una neblina había instalado sobre los arboles y su corazón.

El susto de la situación entumeció la chica a sus emociones, pero la lógica era intacta. Con pies descalzos y el camisón blanco empecé andar a través del bosque en busca de la vida que fue tomado de ella. ¿Qué más pudo hacer allí? Con cada pisada que dio, la neblina creció más y más densa. Mientras estaba caminando, podía oír los ruidos de criaturas desconocidas y podía ver las sombras de ellos que estaba moviendo rápidos. Aun así, la chica continuó caminando sobre las hojas muertas y las ramitas hasta llegó a un árbol cortado. Encima del tocón hubo movimiento que lo capturó su atención. Ella no podía sentir nada excepto su curiosidad en el tocón. Mientras estaba moviendo más cerca, vio un monstro negro. Su cuerpo era como alquitrán caliente burbujeando desde dentro del árbol muerto.

Ella caminó más cerca mientras el monstro creció a su tamaño con brazos y piernas casi exactos como las de ella. Una cara apareció sobre la cabeza. No era la cara de la chica, pero una de otra joven similar de ella, como una melliza mucha más malvada. La malvada era un espejo a la joven y reflejó todos los movimientos de ella. Con demasiada curiosidad sobre la sustancia que el monstruo fue hecho de extendió el mano. El mano de la malvada hizo el mismo. Solamente las yemas de los dedos de las dos tocaron ya que el monstruo sonrió y los ojos de la chica se pusieron como platos.

Rápidamente, ella se apartó su mano, pero el monstruo había tomado algos de ella. Con toda la fuerza dentro del cuerpo la joven corrió sin el conocimiento de que dirección ella vino. Durante su escape, una rama del árbol golpeó la cara y le hizo un tajo a través del puente de la nariz a la mejilla, pero ella no sintió la herida. Entonces, la única cosa importante fue su huida. Era imposible ver más que diez pies enfrente de sus ojos. Parecía como la neblina se hizo más espeso otra vez.

Después de su huida de la creatura, ella descubrió una cueva y se refugió dentro las paredes de piedra. Ella se rozó todo el cuerpo para asegurar que no hubo heridas excepto el tajo en que ella podría saber la sangre goteando en la lengua. Todo era como normal excepto las yemas de los dedos. La piel de cada uno era negro como el monstruo y no hubo nada que podía quitar el alquitrán. Ella miró en los dedos fijamente cuando oyó los pasos constantes y duros. Cada paso más fuerte de antes. No pudo decidir en cual dirección los pasos se originaron y decidió caminar en silencio para escaparse. Momentos después ella salió la cueva los pasos dejaron. Gracias a la neblina, el bosque era muy oscuro y la joven dio un vuelto muy despacio solamente ver la cara malvada con tres pulgadas entre las dos narices.

El monstruo cogió la cara de ella cubriendo su boca y cerrando su nariz con los dedos negros mientras otro mano cogió la parte posterior de su cabeza. Con una voz llena de mucosidad la malvada le dijo > Con el alquitrán en su cara, Ella forcejeó con el monstruo y otra vez corrió con toda su fuerza, pero ahora no pudo hacer ruidos, probar la sangre, u oler las hojas muertas debajo de los pies. De nuevo la neblina se hizo más espeso. 

Aún la chica ya no tenía un sentido de dirección, pero algún lugar era mucha mejor que cerca el monstruo. Sin aliento ella llegó otra vez al tocón, el lugar de nacimiento de la malvada... Ella se quedó mirando al tocón con incredulidad y cayó a la tierra con la cabeza en las palmas de las manos en desesperación. Pasaron unos minutos cuando los pasos empezaron otra vez. Antes de la chica pudo reaccionar a la malvada, ella había sido tomado por las orejas. Ella miró mientras el monstruo articuló la misma oración, pero ahora no pude oír nada. Empecé a correr, pero con cada paso ella se desplomó. Sin su sentido del equilibrio, no hubo una posibilidad de huir y estaba atascado con el monstruo en su guardia.

La chica gateó hacia el tocón mientras la malvada caminó en círculos como un buitre que estaba esperando para la presa morir. Cuanto más acerca ella estaba al tocón, el más grande la sonrisa del monstruo creció. Con la última de su fuerza, la joven miró el medio del árbol cortado y vio un espejo circulo en lugar de los anillos de árbol. En lo mismo momento la cara negra de la malvada apareció detrás de ella y la agarró y le dijo Eres mío>> Después de esto, hubo sola una cara del alquitrán negra dentro del reflejo y el sentido del su mismo de ella fue perdido al monstruo.

Brynn Durecki (FALL 2020) +


La ceguera

Mi abuela solía contarnos a mi hermano y a mí historias de nuestros antepasados. Nosotros nos acurrucamos en mantas y quedaríamos encantados con su voz. Como una gitana, ella nos contaba las leyendas de nuestros antepasados. Según sus sabias y solemnes palabras, nuestros antepasados tenían otro sentido. Este sentido fue como magia. Nuestros antepasados tenían mucho poder con este sentido, pero también podrían hacer mucho daño. Era un sentido que inició las guerras y el caos. Después de cientos de generaciones, nosotros evolucionamos sin el sentido. A medida que crecía, las leyendas de los antepasados parecían más fantasías que realidad. Pero mi hermano, León, todavía creía en cada palabra que ella dijo. Era demasiado joven para saber algo mejor.        

Una mañana, me desperté con el sonido de mi hermano pequeño rebotando por la casa. Él siempre tuvo tanta energía, incluso temprano en la mañana. León era un niño peculiar. Era mucho más rápido y ágil que los otros niños de su edad, pero también estaba mucho más callado. Tenía la costumbre de acercarse sigilosamente a mí y a mi abuela. Sin quererlo, nos asustaría casi hasta la muerte cada vez. Traté a esperar lo inesperado con él, pero siempre lograba sorprenderme.       

Cuando comencé a prepararme para el día, escuché un ruido sordo en otra parte de la casa. Unos momentos después lo escuché llorar. Salí corriendo de mi habitación y seguí los sonidos de su llanto. Cuando mis pies rozaron los suyos, me arrodillé a su lado y tomé su rostro tiernamente entre mis manos. Sentí las lágrimas frías y húmedas en su rostro y lo abracé.       

- ¿Qué pasó, Leoncito? - le pregunté.       

Antes de que pudiera contestar, mi abuela salió gritando desde su habitación.       

- ¿De qué se trata todo este ruido? León, ¿Cuántas veces te he dicho que salgas si quieres correr como un loco? Lucia, lleva a tu hermano afuera ahora mismo.       

Ella salió de la habitación tan repentinamente como había llegado, murmurando sobre sus salvajes nietos y su mala conducta. Recogí a León del suelo.       

- Vamos a recoger flores para nuestra abuela, Leoncito. Estoy segura de que le alegrará la mañana. ¿Estás bien?       

Me estrechó la mano, su señal de que estaba bien. Aunque parecía amar los problemas, era uno de los niños más fuertes que conocí. Nosotros salimos de la casa hacia los campos.  

***       

León y yo estábamos acostados en un campo de flores. Sentí los suaves pétalos rozar mi rostro, bailando con la ligera brisa. El calor del sol calentó mi piel y mi alma.       

-  Tengo un secreto - dijo mi hermano con una voz tímida. 

- ¿Qué? - le pregunté confundida. Éramos mejores amigos y no había nada que no compartiéramos. No teníamos secretos. 

- Prométeme que nunca vas a decirle a nadie, ni siquiera a mamá ni papá - dijo él. 

- Leo, sabes que yo no voy a decir nada... 

- ¡Prométeme! - gritó él. Escuché su voz romperse y mi corazón casi se rompió con ella.  Extendí la mano con cuidado para tocar su brazo. Él estaba temblando furiosamente. Podía escuchar su corazón casi latiendo fuera de su pecho. Algo estaba muy mal. Me senté lentamente.       

- No se lo diré a nadie. Te prometo. ¿Cuál es tu secreto?  Hizo una pausa. Todavía estaba temblando un poco, pero su respiración se hizo más lenta.        

- Yo... yo tengo un superpoder - él susurró.  Tomó cada parte de mi ser sofocar una risita. «Oh León, has escuchado demasiadas historias de superhéroes» pensé. Aun así, le debía un oído atento.       

- ¿Cuál es tu superpoder, Leoncito? Cuéntame todo sobre eso.       

- Bueno, ¿recuerdas las leyendas que no contaba la abuelita? ¿Las sobre los ancestros con otro sentido?  Las leyendas que nos contaba nuestra abuela, las fantasías de las criaturas con un sentido que era demasiado peligroso y perturbador para que lo comprendiéramos, solían enviar escalofríos por mi espalda. De hecho, sentí uno en ese momento simplemente recordándolos.       

- Tengo ese sentido. Yo lo sé - dijo él con convicción.  «La visión» pensé con un estremecimiento. Era el nombre de esa maldición que llevaron nuestros antepasados.       

- ¿Cómo lo sabes?       

- Yo puedo... no sé cómo explicarlo. Pero puedo sentir que el mundo es brillante y cálido, especialmente hoy - dijo él.       

León me contó todas sus experiencias. Me encontré embelesada con las descripciones del mundo que nos rodea, como si fuera una niña pequeña sentada de nuevo frente a mi abuela mientras contaba sus historias. Le hice todo tipo de preguntas y él respondió lo mejor que pudo. Le pregunté sobre mí, cómo era yo para él. Me dijo que mi cabello era como el sol y las flores y aunque no entendía lo que quería decir, la idea me hizo contenta. Me di cuenta de que el sentido no era realmente una maldición. Estaba asombrado de su superpoder.        

- Lo odio - dijo él.       

Esta revelación me sorprendió más que cualquier otra cosa que había dicho.       

- ¿Qué quieres decir con que lo odias? No hablas en serio, ¿verdad?       

Él se sentó en silencio. Yo me senté incrédula.       

- León, tienes un regalo. Un superpoder. ¿Sabes lo especial que es? - yo le pregunté. Empecé a sentirme enojada.         - ¿Sabes lo que daría la gente por tener eso? ¿Sabes lo afortunado que eres?       

- Lucia, tú no entiendes...        

- No, León - levanté mi voz, - ¡Tú no entiendes que especial que eres! ¡Daría cualquier cosa por ser como tú!       

- Bueno, nunca quise esto. ¡Daría cualquier cosa por ser normal! - gritó él.

Con eso, se levantó y corrió de regreso a la casa. En ese momento supe que todo había cambiado. Nunca nos entenderíamos como antes. 

***       

Luego en medio de la noche, después de un largo día sin hablarle, yo estaba pensando en León. Caminé por los pasillos de la casa hasta la puerta de su habitación, queriendo disculparme por lo que había dicho antes. Quería entenderlo de nuevo. Él era mi mejor amigo.       

Cuando estaba a punto de llamar a la puerta, lo escuché sollozar en voz baja. Abrí la puerta rápidamente y escuché sus sollozos hacerse más fuertes.       

- ¿Qué pasó, Leoncito? - le pregunté. Extendí la mano para tocar su rostro y limpiar sus lágrimas. Pero cuando tomé su rostro entre mis manos, sentí algo húmedo y cálido. Sangre.       

- ¿Qué hiciste, León? - le pregunté de nuevo. Mi voz se quebró y sentí que las lágrimas comenzaban a correr por mi rostro. Abracé a León cerca de mí y lo mecí lentamente.       

- Yo... yo quería ser normal. Yo... yo quería ser como... como todos los demás - susurró entre sollozos. Lo abracé con fuerza toda la noche, llorando con él por su pérdida de su superpoder. 

Jordan Kennedy (FALL 2020) +


Espero ser una profesora

Cuando estas un niño, los adultos quieren que sepas lo que quieres ser. Para no recuerdo si tuve una repuesta cuando yo era una niña. Lo cambió para mi durante mis vacaciones del invierno de mi primero año a Hanover. Mi hermana mayor estaba haciendo que hermanas hacer mejor: sermonear. Ella era tratando me dar miedo sobre mis planos después de universidad con un titulo de historia. Yo pensé sobre que quería y me di cuenta yo quiero ayudar niños como los estudiantes he dado clases particulares. También me di cuento cuanto me encanta cuando los estudiantes entender algo que yo he explicado a ellos. Que sentamiento era muy gratificante y creo que este es por que quiero enseñar como una profesión: los momentos cuando sabes que has ayudado alguien.

Hasta ahora en mi carera academia he tenido profesores diría ha estado en un espectro de no efectivo a muy efectivo en enseñanza. Que se separa los profesores son cado lado del espectro son sus actitudes y características. A mi un profesor efectivo es alguien que cree en el tema enseñan si es amor para un tema especifica o enseñanza en general porque cuando un profesor es apasionado sobre su trabaja lo traduce en a actitud efectivo que puede cambiar cómo ellos enseñan. Cuando las actitudes de profesores son positivo, respetuoso, y alentador este los hace un profesor mejor. Cuando tienes esto tipo de actitud, lo afecto las características del profesor. Un profesor efectivo debe tener características como respecto, compasión, y ser alentador (entre otros). Cuando un profesor tiene estas características, es mas probable ser un profesor que un estudiante necesita.

Principales y creencias sobre enseñanza y aprendizaje me guiarían como una futura profesora que creo en son responsabilidad, respecto, y tener expectativas. Enseñanza es una enorme cantidad de responsabilidad; muchas gentes, los estudiantes, los padres, los miembros de la comunidad, etc. poner su confianza en tu como un profesor enseñar los jóvenes en una manera que beneficiará a todos positivamente. Me gusta recordar este porque es importante para mí recordarme esta profesión es serio. Alto expectaciones es un principal creo; para mí y mi futuro estudiantes. Tendré alto expectaciones de ellos y espero que tuvieren alto expectaciones de mí que los ayudare en cual manera positivamente. Igualmente, creo en respecto. No creo que se gane respecto. Pienso respecto debe dar a todos hasta es perdido. Espero usar este principal en mi carera como un profesor. Creo que yo demuestre a mis estudiantes respecto y sus opiniones luego yo puedo usarlo cuando los enseño. Con este mi espero es que los no ven educación como algo mal, pero algo pueden usar en todos aspectos de sus vidas.

Si estoy una profesora efectiva yo puedo hacer una diferencia en las vidas de mis estudiantes. Yo quiero ayudar mi futuro estudiantes entender un tema. Para mi este es la mejor parte cuando enseñando alguien. Si puedo darlos un diferente perspectiva sobre algo o si puedo explicar algo que fue difícil luego sabré que yo haciendo algo bien y que puedo ser un profesora efectiva.

Como una profesora quiero captar mis estudiantes en conocimiento del contenido y materia por una variedad de lecciones y trabajo. Algunos de las mejores profesoras he tenido tomar enfoques diferentes de la materia. No solo dar conferencias, por ejemplo, nos mantuvo como una clase dedicada al aprendizaje y refrescada. Otra manera que podría lograr esto es ofreciendo los estudiantes una opción sobre que contenido quieren explorar dentro de las normas. Podría preguntar mis estudiantes en que quieren enfocarse para un cierto estándar de estado histórico. También mantener los estudiantes comprometidos es dar trabajo diferente a mis estudiantes. Podría asignar diferentes tipos de evaluaciones como proyectos de grupos, escritos, modelos, proyectos de investigación, etc. Por usando estrategias variadas enseñar espero mantener mis estudiantes comprometidos.

Los estudiantes pueden sentir si un salón de clase es positivo o negativo y cualquier manera este sentido puede afectar el rendimiento de un estudiante. Para un mejor rendimiento de los estudiantes un profesor debe hacer un salón de clase que es positivo. Hay muchas estrategias hacer este. Algunos que espero implementar en mi propio salón de clase están hablando con los estudiantes, asegurándome de que los estudiantes sepan que mi puerta casi siempre estará abierta hablar o para ayuda, y finalmente compartir partes de mi personalidad por decorando mi salón de clase. Hablando con mis estudiantes con respecto, demostrara los que estoy allí ayudarlos. Mantener una política de puerta abierto quiero mis estudiantes saber que mi salón de clase es un lugar positivo y espacio seguro. Por último, decorando mi habitación espero compartir un poco sobre mí y demostrar a mis estudiantes que yo soy una persona verdad.

Hay muchos tipos de profesores y muchas maneras ser un profesor efectivo. Un profesor efectivo es positivo, respetuoso, y mantiene a los estudiantes comprometidos. Esto es el tipo de profesor que espero ser. Enseñar no era mi primera opción como una carrera, pero me gusta pensar que no estoy malo a enseñanza. Si solo hace una diferencia en algunos estudiantes, para mi tendría éxito.

Katelin Kovach (FALL 2020) +


¿Qué te asusta?

Todo el mundo tiene miedo de algo. Normalmente, las personas tienen miedo a las alturas o los animales como arañas y serpientes, pero hay otros miedos que se encuentran más profundamente en el cerebro humano. Es interesante cómo funciona el miedo. El miedo comienza en la amígdala, que es parte de su cerebro. Cuando se activa esta parte del cerebro, se activan las funciones motoras involucradas en la lucha y la huida. Se liberan hormonas del estrés y puede sentir que la presión arterial y los latidos del corazón comienzan a aumentar. La respiración se vuelve más difícil y todos los sentidos parecen intensificados.

Entonces, ¿por qué los humanos tienen diferentes miedos? El miedo se crea inconscientemente. Hay dos caminos que el miedo debe atravesar en el cerebro. La primera vía es a corto plazo. Toma el estímulo del miedo y te hace entrar en pánico en caso de que el estímulo sea peligroso, por lo que el cuerpo está preparado para luchar o volar. La segunda vía lleva más tiempo. Esta vía está involucrada en el pensamiento detrás del estímulo y si realmente debería tenerle miedo. Juro que mi cerebro está roto porque no debería tener tanto miedo de quedarme dormido. He descubierto que este miedo entre muchos otros tiene un nombre. Se llama somnifobia.

Es normal dormir. No debería tenerle miedo, pero las voces que escucho me dicen lo contrario. No se lo he dicho a nadie porque no quiero parecer raro o extraño. Quizás se pregunte si le tengo miedo a dormir, ¿cómo funciono sin él? Bueno, por supuesto, la respuesta es café. Pero hay una o dos noches a la semana en las que eventualmente tengo que enfrentar mi miedo.

Me quedo despierto todo el tiempo que puedo en mi cama. Hay una taza de café vacía junto a mi cama, pero puedo decir que esta noche será la noche en que me consumirá la oscuridad. Mis ojos son cada vez más difíciles de mantener abiertos. Intento luchar contra la necesidad de cerrarlos y seguir viendo el tercer programa de Netflix que comencé esta semana. Te sorprendería saber cuánto puede hacer una persona cuando nunca duerme.

Desafortunadamente, mis ojos se cierran e inmediatamente los escucho. Están callados al principio. Casi parece que viajan para llegar a mi casa. Puedo escuchar los fuertes golpes que hacen para llegar a mí. Mi respiración comienza a acelerarse y mi corazón comienza a latir más fuerte en mi pecho. No sé cómo voy a sobrevivir a esto. Las voces se vuelven más fuertes. Los escucho murmurar las cosas que quieren hacerme. Esta será la noche en que planean matarme. Están justo afuera de mi casa ahora. Mis ojos están cerrados, pero puedo sentir su presencia. Es muy tarde. No hay ningún lugar al que pueda escapar.

Grifo. Grifo. Grifo.

Ay no. Ellos están aquí. Llegaron a la ventana. Es solo cuestión de tiempo antes de que entren. Aunque esta noche es diferente. No necesito verlos para saber que hay al menos tres aquí. Por lo general, solo hay dos. La ventana cruje al abrirse y uno entra a mi habitación. De repente, escucho un gran estruendo. Miro a mi izquierda y veo a los otros dos de pie en mi puerta. Aunque está oscuro, siento que puedo verlos claramente. A primera vista en la oscuridad, parece que podrían ser simplemente otro humano. Recuerdo que la primera vez que los vi pensé que eran de mamá y papá que venían a ver cómo estaba. Pero estaba equivocado.

Los dos en la puerta tenían la forma de un humano, pero había algo extraño. Las piernas parecían pertenecer a un perro y eran increíblemente altas. Al menos 195 centímetros. Cuando mis ojos llegaron a su sección media, ya no parecían perros. Había características humanas. La cabeza parecía más grande que una cabeza humana normal, pero sus rasgos eran similares. Sin embargo, sus ojos brillaban como los ojos de un conejo reflejando la luz de un foco. Estaban completamente rojos.

Inmediatamente levanté las sábanas de mi cama, pero sabía que esto no ayudaría. Vinieron por mí y supe que tendrían éxito en su misión. No podía apartar los ojos de las figuras. Mi corazón se aceleraba, me sentía como si estuviera corriendo un maratón y podía respirar apenas. Mis piernas estaban paralizadas y no tuve el esfuerzo de gritar. Entonces sentí una brisa que hizo que se me erizaran los pelos de la nuca. Miré a la izquierda y me encontré cara a cara con la otra criatura. Excepto que éste estaba sonriendo. A pesar de que tenían características humanas, la sonrisa estaba mal. Pasó de oreja a oreja y mostró dientes torcidos, amarillos y puntiagudos. Juro que podía oler carne cruda y comida podrida. Sentí que podía vomitar.

Las criaturas comenzaron a desplomarse a cuatro patas. Podía escuchar los huesos romperse y reformarse. Luego, el cabello comenzó a formarse en todo el cuerpo. El cabello era castaño, áspero y enmarañado con manchas rojas. Respiro profundamente sabiendo que esta será la última vez que pueda. Las tres criaturas están ahora una al lado de la otra en sus nuevas formas. Eso es todo. Todos rodean mi cama y están a centímetros de mí. Escucho a uno de ellos respira profundamente y deja escapar un grito que suena como si alguien gritara como si sus pulmones se estuvieran llenando de agua. Yo también grito y todos saltan a la cama para devorarme.

Me despierto. Escucho a alguien gritar y siento agua en mi cara. Entonces me doy cuenta de que soy yo quien grita y trato de calmarme. Mi cuerpo está temblando y luego me doy cuenta de que me duele el brazo. Enciendo la lámpara de noche y veo un rasguño de cuatro garras en mi brazo. La sangre manaba de la herida. Me digo a mí mismo que fue solo un sueño. Estará bien. Pero sé que eso no es cierto. Pase lo que pase, tendré que volver a dormirme y los monstruos estarán allí esperándome. Un día sé que tendrán éxito en su misión.

Cameron Mills (FALL 2020) +


Yo soy yo

-¿Quién soy yo? 

Era un día hermoso, con una brisa y el sol situado muy alto en el cielo. El color azul estaba pintado por todo el cielo y el lago. El color verde estaba tendido por el suelo como un tapiz cosido por La Tierra. Los árboles grandes eran como los antepasados del bosque que guardan y protegen contra el clima mal portado. Al este, se podía caminar para siempre y perderse en el camino oscuro, y era lo mismo al oeste. Ama, una persona muy baja, fornida, y con una complexión rosa, estaba admirando el lago rodeado de las flores. Se le ocurrió que ella no merecía una vista tan bonita, y ella se preguntó qué estaba haciendo aquí. Ella dijo 

-Las flores acompañan el agua y el sol, y le dan al mundo su belleza. ¿Por qué estoy aquí? No soy bonita, y cuando bebo el agua y tomo el sol como las flores, nada ocurre. Yo sé, no soy una flor. Pero ¿quién soy yo? 

Muy cerca del lago había un camino que daba a un jardín. Como una pincelada en el lienzo, el camino serpenteaba por el paisaje pintoresco. Ama deambulaba por el jardín con verduras grandes, pequeños, largas, y cortas. Ella admiraba la unicidad de cada verdura, pero notó una característica en común. Ella dijo 

-Las verduras son únicas, pero es importante recordar que todas me dan sus nutrientes. ¿Por qué estoy aquí? No doy nada al mundo, y cuando yo como las verduras, dejo el mundo vacío. ¿Quién soy yo? 

Ama empezó a sentirse perpleja, pero ella continuó por el camino a la montaña esculpida por las peñas y las piedras que se estaban mudadas por La Tierra muchos años pasados. Ella recordó una cueva junto al base de la montaña orgullosa. Esta cueva había quedado sin alterar por las tormentas y los terremotos como un amigo viejo que nunca cambia y siempre está cerca. Ama pensaba a si misma 

-No soy tan fuerte como esta cueva. Cuando hay una tormenta, me la presta refugio. No puedo ofrecer amparo a nadie. Esta estructura me da mucho, pero ¿qué hago en cambio? 

Después de visitando la cueva, Ama volvió al camino cuando ella vio a una persona. Caminando hacia ella era un chico que se llamaba Timi. Él tenía pelo blanco y suave como las nubes. Cuando Timi vio a Ama, él se escondió detrás de un arbusto. Ella se preguntó 

-¿Por qué él se está escondido? 

Ama fue al arbusto donde estaba Timi, y ella exclamó 

-Usted tiene pelo tan hermoso y mullido. ¿Por qué se escondes? 

Timi era como una tortuga retirando a su caparazón. Dentro del arbusto él tenía confianza, seguridad, y estaba sólo. Por esta situación, se quedó muy confundida porque él no quería hablar con ella. Ella estaba pensando 

-Él no quiere hablar conmigo. ¿Es porque no soy muy delgada ni bonita? 

El muchacho vio por las ramas y le dijo esto 

-¡Salga! No quiero ser su almuerzo. Puedo darle usted algo de comida, pero me dé la paz. 

Ama estaba completamente confundida por eso. ¿Por qué él estaba tan nervioso con ella? ¿Por qué le comería? ¡Qué despampanante! Ella pensaba que él mencionó esto porque él creía que ella era gorda. Ella empezó a llover, y las lágrimas bajaban como cataratas de su cara. Esta escena hizo un cambio al dinámico de su conversación, y él se parecía que el aire aclaraba como una lámpara en la oscuridad. Timi remarcó

-No quería ser antipático, pero yo pensaba que usted estaba intentando dañarme. Nunca he encontrado una persona amable, y nunca he llevado bien con alguien porque no soy muy extrovertido. Además, yo soy muy aislado y deprimido.

Los árboles estaban sacudiendo porque el viento, y esto daba un sonido que todo el bosque podía oír. Era como los árboles estaban discutiendo esta interacción extraña y los intentaban decidir qué sucedería. Ama le dijo

-He estado deambulando por este camino porque no sé quién soy yo. Sí, yo soy Ama, pero ¿qué puedo ofrecer al mundo? Me pregunto, ¿qué es mi destino?

Todo lo demás les parecía llegar a una parada. Timi se había preguntado lo mismo. Él respondió

-Como el viento, no nos vemos nuestros mismos. Todo el mundo se ve nuestro carácter y logros cuando vemos nada. Había pensado que usted iba a dañarme porque nunca he hablado con nadie, pero aquí estamos. Quizás piensa que no tiene un destino usted, pero yo puedo identificar su talento.

Al oír esto, Ama se sintió aturdida. ¿Cuál talento? No era como una flor, ni una verdura, y no era como una cueva. No era bonita, no podía ofrecer nada al mundo, y no podía prestar amparo a nadie. Ella volvió a realidad.

-¿Cuál talento tengo?

Timi respondió inmediatamente

-Amabilidad. Cuando me escondí, usted fue hacia mí para conocerme. Así, usted me da ánimo. Y ahora, no estoy tan asustado.

Ama pensó en esto, y ella le dio su respuesta.

-Nunca había considerado esto. Tengo que decirle que usted tiene un talento de comprender a otros, aunque usted es tímido.

Al final, las ramas de los árboles dejaron de sacudir, y todo estaba silencio. Los antepasados habían hablado. La viñeta empezó a oscurecer, y solo Ama y Timi permanecían. Finalmente, ellos habían descubiertos sus destinos. Los dos aprendieron que ellos no deben compararse con nadie ni con nada. Cada persona se puede encontrar su destino. Como este lienzo, la vida está pintada con cada pincelada. La flor no compara a la verdura porque está pintada con características diferentes. Ama y Timi, dos figuras en este paisaje pintoresco, nos dan una imagen de esperanza. Cuando nosotros damos un paso atrás, vemos a la obra del pintor, y lo vemos por todas las pinceladas. Por fin, el pintor nos dice

-Yo soy yo, y tengo un destino.

Grace Mitchell (FALL 2020) +


Cuidado con los extraños

Imagine despertarse en un arbusto en el jardín trasero en un barrio residencial sin idea de dónde estás. Hola, mi nombre es Tessa Zoeller y voy a contar la historia de cómo llegué a este punto. Primero, les contaré un poco más sobre mi vida. Yo tengo veinte años y yo asisto a la Universidad de Nueva York en Nueva York. Yo originalmente vivido en un pequeño pueblo en Indiana se llama [JK1] Bicknell. Me mudé a Nueva York hace cuatro años y no he regresado desde que me fui. He hecho muchos amigos cercanos a la escuela, incluyendo a Colt, Chris y Emily. Mis amigos y yo decidimos celebrar nuestro aniversario de ser amigos en La Fábrica de Cheesecake la noche de lunes. Desafortunadamente La Fábrica de Cheesecake está al menos a cuarenta y cinco minutos de distancia de mi apartamento y recientemente mis estrictos padres me habían quitado el coche. La razón por la que hicieron esto es porque vieron una foto a mí en un bar y pensaron que iba arruinar mi vida si no me centraba en la escuela.[GM2] 

Yo decidí llamar y preguntar a mi hermano si fue capaz de llevarme por qué sólo vive a unas cuadras de distancia de mi apartamento. Mi hermano estuvo de acuerdo y me dijo que probablemente podría recogerme en una hora, desafortunadamente la cena duró unas tres horas. Este significaba que después de que la cuenta due pagada, yo dejé ese restaurante sin un plan de cómo llegaría a casa.

Ya se había de la noche [KK3] [KK4] y estaba demasiado avergonzado para decirle a mis amigos que había vendido mi cocho para el dinero del alquiler, así que tomé la estúpida decisión de no pedirles paseos. Mis amigos también habían pagado por mi ceno y no quería molestarlos más pidiendo un paseo. Me dije a mí mismo que encontrar un paseo en la ciudad de Nueva York sería fácil, pero nunca he estado tan equivocado. Al principio traté de encontrar un taxi, pero la calle parecía desierta. Una calle vacía en Nueva York es muy extraña y comencé a sentir nervioso  porque una mujer sola en una calle aparentemente desierta en Nueva York que nunca termina bien en el cine y en la televisión. Después de unos minutos de tratar de encontrar un taxi, decidí llamar un[JK5]  Uber como esos conductores son confiables la mayor parte del tiempo. Cuando el conductor de Uber llegó, me senté en el asiento trasero de su coche y le dije mi dirección. Los ojos del hombre se ensancharon cuando llegué a su asiento trasero, pero rápidamente se dio cuenta de que yo era la persona que había estado esperando y comenzó su viaje. El interior de su coche estaba sucio. Los contenedores de comida rápida cubrían el suelo, una manta y montones de ropa encima del asiento del pasajero del coche, y el hombre que conducía el coche olía terrible también. El estado del coche debería haber sido mi primera pista.

Yo tenía confianza que era un conductor real y comenzó a jugar juegos en mi teléfono. De repente, el coche golpeó un bache y miré por la ventana para ver que ya no estábamos en la ciudad. Miré al reloj en mi teléfoo y me di cuenta de que habíamos estado conduciendo durante más de una hora. He escuchado suficiente podcasts de crimen para saber que estaba en una situación de vida o muerte. Me quedé completamente en silencio y tranquilo hasta que llegamos a un semáforo en rojo y lo rocié en los ojos con mi spray de pimienta. Mi secuestrador gritó y salí del coche inmediatamente y corrí a la acera más cercana. A este punto el conductor había tropezado de su coche y estaba sentado en la carretera mientras las lágrimas le cubrían su cara. Rápidamente me di cuenta de que estaba en un pequeño pueblo suburbano en las afueras de la ciudad. El hombre se había levantado y ahora caminaba hacia mí, así que tomé una foto de la matrícula de mi secuestrador y luego corrí hacia un restaurante local. Desafortunadamente, el restaurante estaba cerrado, así que fui a la vuelta de la esquina y me di cuenta de que estaba en la entrada de un gran barrio. Se acercaba a las dos de la mañana, así que casa todas las luces de cada casa de apagan También sabía que si tratase de despertar a alguien, el secuestrado probablemente llegaría a mí antes de que alguien despertara. Esto significaba que sólo tenía una opción, necesitaba encontrar un lugar a esconder. Salí de la primera valla a la que tenía acceso sin dudarlo e inmediatamente lamenté de esa decisión. Había una luz de inundación que se encendió tan pronto como aterricé. Mi secuestrador seguramente vio la luz encendida y podía oírlo correr más cerca de mí. Corrí al otro lado del patio y trepé por esa cerca también. Tenía tanto miedo de ser escuchado que me olvidé de buscar donde iba a aterrizar, así que era demasiado tarde para evitar que cayera en una piscina que estaba al otro lado de la cerca. Nadé en silencio hasta el borde y salí de la piscina y descubrí que mi teléfono se había roto. Mi última opción en escondites era un gran conjunto de arbustos en el lado de la casa. Me subí detrás de los arbustos y me quedé completamente en silencio. Me sentí completamente congelado de miedo. Tenía tanto miedo que terminé durmiéndome detrás del arbusto y no me desperté hasta la mañana siguiente.

Así es como me desperté en un arbusto en el jardín trasero en un barrio residencial sin idea de dónde yo estaba[KK6] . Esta sería una experiencia muy traumatizante si no fuera completamente falsa. Pero esta historia funcionó con mis padres y ahora tengo un auto aún mejor que el que tenía antes.

Magin Morrow (FALL 2020) +


Los raeciones: una cultura hecha de amor

El año es 4026, la Tierra ya no es el único lugar conocido para estar habitado con vida. Solo los humanos viven en la Vía Láctea, pero fragmentos de restos inhumanos han sido encontrados en el planeta Venus, en esta galaxia. Un científico llamado Tim Boyer, originario de España, la Tierra, tomó esos restos e implantó el ADN en un huevo artificial y lo colocó en una incubadora. Siete meses después, un ser pequeño, delgado y translúcido "ser" nació del huevo. Boyer se sorprendió de haber logrado esta gran hazaña. No estaba seguro de qué hacer con esta pequeña cosa, como una alienígena. No sabía lo que comía ni nada más sobre lo que necesitaba para mantenerse vida. ¿Con qué frecuencia necesitó comida? ¿Era necesario eructarla? ¿Necesita amor y afecto? ¿Qué pasa con los pañales el entrenamiento para ir al baño? Los bebés necesitan leche cada 2-3 horas, así que tal vez sean iguales en ese aspecto. Intenté darle fórmula para bebés, pero no la tomaría. Intenté darle almidones suaves, como puré de patatas. Mientras ponía la cuchara en su boca, notó dientes pequeños pero afilados. Era un poco desconcertante para él, pero en ese momento, él solo quería que su creación viviera. Él recuperó dos rebanadas de carne del refrigerador y comenzó a calentar la estufa para cocinar los filetes. El ser se hizo un grito horrendo hasta que Boyer finalmente se rompió y le dio carne cruda. Tomó la carne y la desmenuzó en pedazos hasta que cada pedazo de las rebanadas ensangrentadas desapareció. 

Después fue la parte difícil de averiguar dónde ponerlo. Tim era un científico, así que había estado en un par de galaxias durante sus estudios. Recordó un pequeño planeta aislado en la galaxia Prepon. El planeta se llamaba Raeto. Pensó que este sería un buen lugar para que la criatura fuera, al menos hasta que supiera si sobreviviría o no, y cómo reaccionarían a los humanos y otras criaturas. Boyer reunió al bebé y a una manada de vacas para que la criatura comiera y salió. Después de meses de viajar por la nave espacial, se detuvieron. Cuando llegó al planeta Raeto, la criatura había crecido al tamaño de un niño humano, alrededor de 35 pulgadas y 25 libras. Él lo construyó una casa de los diversos materiales que el planeta produjo y esperaba que pudiera sobrevivir por sí solo. En su camino a casa, pensó en lo que debía hacer con esta cosa. Él pensó que debería nombrarlo, al menos. Lo llamó Azura, el Raecion. 

Después de un año y medio de espera, Boyer regresó. Se sorprendió al encontrar la nueva población de vacas y otro bebé Raecion. Estaba confundido en cuanto a cómo esto podría suceder, considerando que Azura era el único Raecion que vivía en todo el planeta. Azura estaba preparando una comida cuando Tim entró. Ella se arrodilló, como si le agradeciese. Caminó y la abrazó y se dio cuenta de que no podían hablar entre sí. Decidió quedarse en el planeta Raeto por un tiempo para enseñar a Azura y al nuevo bebé Raecion cómo hablar español. Eran estudiantes rápidos y aprendieron casi instantáneamente. Cuando finalmente pudieron hablar entre sí en el idioma nativo de Tim de España, preguntó cómo había llegado el bebé. Le explicó que no necesitaba un compañero para hacer un bebé. Azura tenía la anatomía masculina y femenina y era capaz de reproducirse por sí sola, como un dragón Komodo, lagartos de cola de látiga, el tiburón martillo, peces rape y otros animales asexuales. Azura no era muy parecida a la hembra española, sin embargo, Tim se refirió a ella como una mujer. No fue mucho antes de que Tim se hubiera ido a su tierra de nuevo. 

Tim era casi demasiado viejo para volver la tercera vez, años después. Había tenido pelo gris claro, una espalda curva, y una voz dura y crepitante. Le agradó, ver que el planeta Raeto estaba floreciendo y prosperando. Estaba orgulloso de Azura por hacerse cargo y enseñar a los nuevos niños cómo vivir correctamente y en paz, y hablar español, así como unas palabras nuevas que no tenían un equivalente español que los Raeciones habían hecho. Estaba muy confundido cuando se arrodillaron y se inclinaron por la cabeza. Azura lo saludó y le explicó lo agradecida que estaba todo el mundo por tener un gran creador. Tim estaba tan abrumado que se desmayó y se deslizó en un coma allí mismo, en el planeta Raeto. Murió una semana después en la casa de Azura, donde intentaba recuperarse del coma, pero nunca lo hizo. Azura condujo la construcción de una tumba para él, en su honor por ser su creador y dándoles vidas.  

Se decidió que todos agradecieran al creador dos veces al día, cuando se van al trabajo, y cuando vuelven a casa del trabajo. Los jueves serían su día de agradecimiento. Nadie iba a trabajar, y la población se juntó en la tumba, que fue construida para él en su honor, para adorarlo y apreciar el tiempo que todos tienen juntos. Se convirtió en un ritual y como una religión para ellos. Azura también había declarado que a todos se les daría una encuesta escrita que determinaría la facción en la que deben trabajar. Fueron entregados, respondidos, entregados y decididos. Se enviarían cartas a los hogares indicando en qué campo debían trabajar. Los agricultores, que eran los menos inteligentes de los Raeciones, cultivaban, criaban y mataban las vacas para alimentarse. Entonces darían la carne cruda a los dueños de negocios, que registrarían la cantidad de carne que tomaba cada familia. Todos trabajaron juntos para mantener a todos vivos. No había moneda, solo trabajando por la vida en paz. La carne dada fue determinada por el tamaño de la familia. Estos dueños de negocios eran naturalmente buenos en matemáticas. Los tecnólogos fueron los siguientes en la pirámide de importancia. Eran inteligentes y podían trabajar con sus manos. Construyeron tecnología para viajes, comunicación entre sí y sistemas de transmisión para órdenes del líder Azura. Aunque el planeta Raeto nunca había sido atacado, Azura todavía pensaba que era una buena idea tener un ejército, solo en caso de que el planeta fuera blanco de un futuro ataque terrorista o una banda espacial. Esta facción era la más dura. Aunque se visten y actuaron de la manera que lo haría una mujer española, eran fuertes, valientes, en forma y listos para la acción. Las trabajadoras de la salud fueron los más importantes, sin embargo, con todas las lesiones durante los experimentos agrícolas y tecnológicos. Mantuvieron a todos sanos y sin lesiones. Sin ellas, toda la población habría disminuido rápidamente desde antes de que se pensara siquiera en las facciones. Raeciones no siempre fue la más inteligente, especialmente sin la dirección de Azura, pero hizo un muy buen trabajo manteniendo a la nación trabajando sin problemas y eficientemente después de que ella se creció y se convirtió en la líder de Raeto. 

Todas las cosas mueren, incluso los Raeciones. El fin para Azura estaba viendo. Era la Raecion más antigua y había vivido más de cien años de edad. Era sabia y cariñosa. Temía por el futuro de su nación que había hecho tan grande. Había amor, comida, paz y trabajo iguales para todos. Nadie era superior a otro, y quería que se quedara así, pero sabía que la muerte venía para ella. Ella podía sentirlo, y se estaba haciendo evidente para el resto de la gente. Ella y todos los demás sabían que Azura ya no sería capaz de dirigir la nación. Le daba miedo, y todos en la nación Raecion tambien. 

Mientras descansaba en su cama, preparándose para la muerte, Azura pidió que su hijo viniera a verla. Ella le dijo a su hija, Echo, que debían asumir la posición de líder y mantener la nación en orden, como ella misma. Echo era para mantenerlos seguros, pacíficos e iguales. Todo el mundo siempre tenía suficiente comida. Echo fue para promover el amor en la nación y apoyar a todos como son. Azura esperaba mucho de Echo, pero sabían que podían hacerlo. Echo tomó las palabras de Azura y las mantuvo cerca de su corazón. Echo haría lo que fuera necesario para estar a la altura de las peticiones de su madre, y lo hizo. Echo sabía que Azura y Tim estarían muy orgullosos de mantener todo lo que era especial para Azura justo como era. Echo también estaba satisfecha con ella misma. 

A medida que ella se hizo mayor, sabía que su propia hija haría bien como un trabajo en ser líder como Azura y ella misma. Comenzó a enseñar a su hija a una edad muy temprana cómo ser líder y mantener a todos seguros. Echo enseñó a su hija a amar, como lo hizo Azura. Esto, entonces, se convirtió en la tradición de que la línea de sangre de Azura fuera el líder de los Raeciones, y todos hicieron un trabajo maravilloso en ello. No es de extrañar que lo hicieran, sin embargo, porque todas ellas son creadas a partir de la madre original del amor, la paz y la igualdad, Azura. 

Jake Schaefer (FALL 2020) +


El tesoro

José: ¡Padre, no!!

Francisco: Mijo, lo toma y corre. Te amo y dile, tus hermanos y tu madre lo mismo, yo voy a extrañarlos.

José toma el tesoro y corre. Su padre fue perdido en un mar de las criaturas que estaban protegiendo el tesoro.

José con el tesoro en la mano y lágrimas corriendo por su rostro, sabe que su padre trabajó muy duro para mantener a su familia. Para toda su vida, su padre ha buscado para el tesoro que su antepasado. José sabe que su padre estaría muy alegre porque la familia va a ser rica.

Con su familia en vista, José podía oírlos celebrando mientras corría con el tesoro, pero cuando ellos veían las lágrimas en su cara, ellos saben que algo era muy mal. Cuando José llegó a su familia estaba sin aliento.

Su madre preguntó: ¿Dónde está su padre?

José, habló con una voz de tristeza: él no va a hacerlo.

Diez años antes...

La familia de García vive en una casa pequeña en el Yucatán. La casa está construida de tierra arcillosa, paja y agua, apoyado por un marco de madera. La familia tiene un jardín que está de la fuente principal de sus comidas. Ellos creen los pollos y tienen los maíces. La familia consiste en cinco miembros. Francisco es el padre, Teresa es la madre, José es el hijo mayor y tenía trece años, María tenía nueve años, y Lucina tenía cuatro años. La familia no tiene mucho dinero, pero la familia hay un secreto grande que está paseando por las generaciones. El secreto estaba conocido ser una leyenda. Pero Francisco cree que es verdad, no es una leyenda. Francisco tenía catorce años cuando su padre le dijo sobre el secreto. Ahora, su hijo tenía catorce años y Francisco cree que estaba tiempo que José sabe.

Francisco: Mi hijo, cuando yo tenía su edad, mi padre me dijo una historia sobre nuestro antepasado. Nuestro antepasado fue un hombre que vino de España trescientos años antes. Él fue un conquistador y los conquistadores vinieron aquí porque la tierra tenía muchas oportunidades y tenía mucho oro. Los conquistadores conquistaron los Mayas y tomaron su tierra. La historia dice que nuestro tío encontró mucho oro en un lugar cerca de Chichen Itzá y después, nadie lo vivió a ver nunca más. Mi padre dijo que la historia fue una leyenda que nos dice sobre los animales que fueron conocidos a los conquistadores. Él me dio un mapa que ha sido pasado por sus generaciones y me dijo que él buscó por el tesoro, pero nunca lo encontró. Yo empecé buscar cuando yo tenía veinte años y senté como yo estaba cerca de encontrarlo.

José: ¡Guau, nuestra familia está rica!

Francisco: Yo espero, pero el tesoro no es fácil para encontrar. Mucha gente había intentado de encontrarlo, pero nadie sucedió. Nuestra familia no tiene mucho dinero, pero nosotros tenemos las llaves que nadie más tiene. Nosotros tenemos un mapa.

Francisco muestra a José el mapa. El mapa tiene muchos rayas y se parecía al mapa que tiene 300 años. El mapa no está completo porque uno de los bordes fue rasgado del mapa. El mapa tiene el Chichen Itzá en el center. A la base de Chichen Itzá, tiene el tesoro, pero hay un aviso sobre la gente que guardar el tesoro. En este mapa, dice "Hay sola manera para entrar". Este es que su tío encontró muchos años después. El tío encontró el entro, pero nunca devolvía.

Diez años después...

A este tiempo José no está con su familia porque él está a su universidad. María y Lucina hasta viven con su familia. El padre ha trabajado mucho en las esperanzas de encontrar el tesoro. Teresa sentía que ella estaba rasando a los niños por sí misma porque Francisco se obsesionó con el tesoro.

Un día en su universidad, José fue a la biblioteca porque tenía que hacer un ensayo y José decidió que el ensayo seria sobre los conquistadores porque su tío fue un conquistador. En la biblioteca, José se encontró algo muy interesante. José encontró un artículo específicamente sobre su tío, Juan Pérez. Él fue un líder de los conquistadores y la historia que él leyó dice que él luchó una batalla con las mayas en un lugar muy cerca de Chichen Itzá. En la historia, dice que Juan murió aquí. A primero, José piensa que la historia que su padre le dijo fue incorrecta y fue una leyenda, no era verdad. Pero cuando el considera más, el mapa que su padre tiene no tiene este lugar. Este lugar fue la pieza que falta en el mapa.

José condujo a su casa tan rápido como pudo y cuando llegó, la familia no estaba lo mismo. Sus hermanos crecieron y su madre parecía muy viejo.

José: ¡Hola mama! ¿Cómo estás?

Muy alegre para ver su hijo, envolvió su hijo en sus brazas dijo: Muy bien ahora. Yo te he extrañado.

José: ¿Dónde está papa?

Con una vista triste su madre dijo: Su padre no está aquí. Él se ha obsesionado con encontrar este Tesoro que no existe.

José: ¿Sabes que donde está? Yo tengo información muy importante para él.

Madre: Paco está a Chichen Itzá.

José dijo: vienen conmigo, creo que he encontrado el tesoro.

La familia venía a Chichen Itzá para ver su padre. Cuando ellos llegaron, Francisco fue buscando al mapa y parecía perdido.

José: ¡Papa!

Francisco: ¡Pepe! ¿Qué estás haciendo aquí?

José: Yo lo encontré. A mi universidad, ellos tienen un artículo sobre Juan. En el artículo, decía que Juan murió en batalla en un lugar muy cerca de aquí. Cuando yo leí, yo pensé que la historia fue falsa, pero en la próxima página, mostró un mapa y el lugar donde el articulo decía que Juan murió es el lugar que no está en su mapa.

Con emoción Francisco dijo: Llévame a este lugar, Pepe.

Cuando ellos llegaron al lugar, perecía un lugar que personas tiene una guerra. Hay muchas piedras y mucha arena cerca de un estanque.

Teresa: Es posible que nunca haya ser tesoro. La historia fue una leyenda.

Francisco con una vista mirada derrotada vio una roca grande con algunas de escrituras talladas en ella.

Francisco: Pepe, ¿Tú puedes leer esto?

La escritura no está en español, pero está en maya.

José: Yo puedo intentarlo. "Solo con sangre ancestral se abrirán las puertas."

Francisco encontró una Piedra muy afilado e iba a cortar su mano cuando Teresa dijo: ¡Espera! ¿Qué estás haciendo? No sabes que este va a trabajar.

Francisco: Si, pero si no intentar entonces nunca conozco.

Francisco corta su mano y pone su mano en la piedra. La sangre llenó las letras que están en la piedra. Cuando las letras están llenas, ellos escucharon agrietamiento de una puerta abriendo.

Francisco: ¡Nosotros lo encontramos! ¡El tesoro va a ser suyas!

Cuando ellos llegaron al entro de la cueva Francisco y José entraron. Ellos decían que las chicas quedan aquí...

Sierra Witty (FALL 2020) +


Cuando un amigo se va

Era un día frío y nevado en noviembre. Mi familia estaba sentada alrededor de la chimenea y todos bebíamos chocolate caliente. Estábamos viendo nuestra película favorita de Navidad ya que ahora era después de Acción de Gracias. Nuestra película navideña es National Lampoons Christmas Vacation. Estaba emocionada de volver a la escuela solo por dos semanas y luego poder pasar las vacaciones con mi familia. Es algo que espero con ansias todos los años. Estoy muy estresado por todas mis exámenes que se avecinan, pero sé que las pasaré todas.

            La siguiente semana en la escuela, estaba parado en mi casillero cuando mi mejor amigo de catorce años se acercó a mí para nuestras charlas normales de cada mañana.

            "Hola Yolanda," ella dijo.

            "Hola Rosita, ¿cómo estás?" Yo le pregunté a ella.

            "Podría estar mejor, pero tengo malas noticias para ti." ella me dijo.

            "¿Qué pasa?" yo le pregunté a ella.

            "Mi padre aceptará un trabajo en México durante los próximos dos años. Dicho esto, la familia se mudará con él. Tengo que ir a la escuela en México y todo," ella me dijo.

            "Bueno, ¿cuándo sucedió esto? ¿Y qué voy a hacer sin mi mejor amigo a mi lado durante los últimos dos años de la escuela secundaria?" le pregunté en un estado de pánico.

            "Podemos hablar todo el tiempo y él recibe beneficios donde si tenemos alguna familia que necesita venir a los estados desde aquí, ellos pagan," me dijo.

            "Pero yo no soy tu familia," le dije.

            "Literalmente podemos inventor algo, estoy segura. Si eso no funciona, ahorraré dinero y te volaré," me dijo.

            "Al menos eres hispana, así que no te será difícil encajar mientras estés en México," le dije mientras me reía.

            "Lo sé, pero voy a una escuela privada aquí y mi familia tiene dinero. No quiero que me molesten por ser demasiado "blanca" mientras estoy allí," me dijo con una mirada de preocupación en su rostro.

            "No creo que nadie se sienta así contigo. Eres demasiado inteligente y agradable," le aseguré.

            "Necesito ir a clase, hablaré contigo más tarde amiga," me dijo mientras me agarraba del hombro.

            Me senté durante mi clase de psicología completamente distraído con las noticias que acababa de recibir. ¿Comó voy a sobrevivir sin mi mejor amiga que he conocido literalmente durante la mayor parte de mi vida? Ella estará en otro paía y no podré tomar el tren para verla cuando quiera o cuando lo necesite. Estaba muy aburrida con el resto de mis clases del día, y ahora era el final del día. Estaba listo para ir a casa y contarle a mi madre la noticia.

            "Hola Yolanda, ¿comó estuvo tu día en la escuela?" me preguntó mientras me saludaba con un abrazo una vez que entré por la puerta.

            "Bueno, Rosita me dijo que ella y su familia se van a mudar a México por el momento," le dije.

            "¿Qué? ¿Por qué? ¿Volverán?" me hizo varias preguntas a la vez.

            "Me dijo que van a estar dos años y que volverán al final. Su padre tiene un trabajo que tiene grandes beneficios y todo," le dije.

            "Solo espero que estén bien en México. No conocerán a nadie allí y es posible que también les cueste adaptarse. Oraré por ellos," me dijo.

            "Yo también. De todos modos, tengo algunos deberes que hacer, volveré a bajar en un rato," le dije mientras me dirigía a mi habitación.

            Habían pasado unos días y era el día en que Rosita y su familia se mudaban a México porque tenían que volar. La empresa para la que trabaja su padre estaba pagando el envío de sus cosas, pero por ahora, solo podían llevarse lo esencial. Mi familia y yo fuimos a decirles adios por ahora. Se derramaron muchas lágrimas, no solo por mí, sino también por mis padres y los padres de Rosita. Nuestros padres son cercanos por lo que hemos sido Rosita y yo durante los últimos catorce años.

            "Este lugar no será el mismo sin ustedes," dijo mi padre con la esperanza de aligerar el ánimo.

            "Los extrañaremos mucho, pero con suerte esto será sólo temporal," respondió el padre de Rosita.

            "Que tengan un vuelo seguro," les dijo mi madre.

            "Asegúrate de llamarme o hablar conmigo de alguna manera cuando lleguen," les dije mientras le daba mi último abrazo de despedida.

            "Adiós por ahora," me dijo Rosita mientras caminaba hacia el Uber que tenía su familia.

            Mi familia y yo fuimos a nuestro coche y manejamos hasta nuestra casa. Fue un viaje silencioso, pero creo que estaré bien. Sé que esto es lo mejor para su familia y ella no se olvidará de mí. Una vez que llegamos a casa, me senté esperando una llamada de Rosita y su familia. Sé que debería darles tiempo, pero me estaba poniendo ansioso. Terminé durmiendo alrededor de las tres de la mañana. A la mañana siguiente, cuando desperté, recibí un mensaje de texto de Rosita diciendo que estaban a salvo en México. Lo llegaron alrededor de las siete de la mañana siguiente. Solo respondí diciendo que me alegraba que estuvieran allí a slavo y que ya los esxtrañaba mucho. Me dijo que más tarde ese día, me hablará por FaceTime y me mostrará la casa en la que se quedan y el área. Dijo que hoy tienen algunas cosas que hacer, como configurar el Internet en la casa, el Sistema de seguridad del hogar que el trabajo de su padre está instalando para ellos y configurar sus teléfonos completamente para que no cobren más como ellos ya lo tienen hasta ahora.

Más tarde ese día

            "¡Hola Rosita!" exclamé mientras respondía la llamada de FaceTime.

            "¡Hola Yolanda! ¿Comó estás?" ella me preguntó.

            "Estoy bien, ¿te estás instalando ya?" yo le preguntó a ella.

            "Todavía no, pero creo que me acostumbraré. Aunque no me acostumbraré a estar aquí sin ti," me dijo.

            "Yo tampoco podré. Muéstrame la casa," le dije. Ella me mostró la casa y era muy bonita. Suponé que así es como viviré sin mi mejor amigo durante los años que viene. Tendrá que permanecer como solo FaceTime y ella siempre será bienvenida en mi casa cuando quiera.