Learn more about Hanover's response to COVID-19.


Department of Modern Languages and Cultures

Creative Writing in Spanish - Fall 2018

Abigail Anderson (FALL 2018) +


El regalo perfecto

Elena se puso una gabardina y una bufanda alrededor del cuello. Hacía mucho frío y era probable que nevara, pero a ella no le importaba el tiempo. Estaba embarazada con su primer hijo, y con todo lo que había hecho para preparar para el nacimiento, se olvidó completamente comprar un regalo de Navidad para su esposo. Aunque era la Nochebuena, todavía esperaba que no estaba demasiado tarde.

Salió de su casa y caminó por las calles en su barrio. Todas las tiendas y casas tenían algunas decoraciones bonitas para celebrar la Navidad. Había muchos árboles decorados con luces y ornamentos, y el alumbrado en las ventanas y en la calle era brillante. El bullicio de la gente en la calle fue interrumpido por el tañido de las campanas de la iglesia, las que significaban el empiezo de la misa de Nochebuena. Todo era tan maravilloso y festivo que Elena se sentía un poco más calmada y llena de los sentimientos de la época navideña. Pero de repente se acordó de su prisa y se concentró menos en el escenario perfecto de Navidad que estaba en su alrededor.

Elena paró en una tienda de regalos y miró las cosas que tenía. No había nada que se vendaban en esta tienda que le pareciera como regalo perfecto. Sin embargo, después de considerar sus opciones, Elena decidió comprar una tetera azul. - "¡Qué patético será este regalo!" - ella pensó con tristeza. - "Pero, es mejor que no vuelva a casa sin nada." - Caminó hacia el frente de la tienda, mirando de nuevo a las otras cosas, en caso de que hubiera algo mejor. Desafortunadamente, no encontró nada y continuó con la tetera.

Cuando Elena se acercaba la tendera debajo del mostrador, la mujer le dio una sonrisa radiante. - "¿Cuándo nacerá su hijo?" - la tendera preguntó, e hizo una seña al abdomen grande de Elena.

- "Casi una semana." - Elena respondió nerviosamente. Aunque estaba muy emocionada para el nacimiento de su primer hijo, también tenía miedo. Había preocupado mucho que no sería una madre buena, y no sabría cómo cuidar al niño. Pero ahora no podía pensar en eses problemas. Pagó la tetera y agarró la bolsa de la tendera. Salió de la tienda con su pequeño regalo y anduvo hacia su casa, bajando la cabeza. Aunque el alumbrado y las decoraciones eran tan brillantes como antes, para Elena ya no parecían.

Cuando entró en su casa se puso la bolsa en la mesa y respiró profundamente. Trató de sentarse en una silla para descansar después de caminar mucho, pero sintió una pena intensa. En pánico se dio cuenta de que había empezado el parto. - "Buenas noches, mi amor," - dijo la voz de su esposo Alejandro del otro cuarto. - "¿Cómo fue tu día?"

Elena no podía contestar. Se quedaba inmovilizada, la pena incrementando lentamente. - "¿Elena?" - Alejandro preguntó, y su voz estaba más cerca que antes. Cuando Alejandro entró en la sala, supo porque no oyó ninguna respuesta.

- "Tenemos que ir ahora mismo," - dijo Elena con los dientes apretados y Alejandro cogió las llaves de su coche rápidamente.

Horas después, en el hospital, Elena dio a luz a una hija. Cuando ella oyó el pequeño grito del bebé y lo abrazó por la primera vez, empezó a llorar.

- "Qué bonita eres, hija," - Alejandro dijo con orgullo. - "Aunque estás un poco temprano."

- "No," - dijo Elena finalmente. - "Ella no está temprano. Está a tiempo, perfectamente." Ahora Elena sabía que el regalo perfecto

para su esposo no era la tetera, sino el regalo que Dios había dado esta noche. - "Feliz Navidad, mi amor." - Elena murmuró a Alejandro, y puso el bebé en los brazos de su padre por la primera vez.

Kimmy Birrer (FALL 2018) +


El cuervo

Mercedes nunca había visto el mar antes de visitar a su tía abuela que vivía en un pueblo situado al lado del mar. A ella el mar le parecía enorme. Algo con fuerza infinita. Los azulejos que cubrían todos los paredes y techos del apartamento de su tía abuela le recordaban ella de las blancas olas y azules aguas del océano.

-- ¡Sobrina!-- dijo su tía abuela-- aquí está tu cuarto. Hay que al mercado y cumplir unos otros mandados. Yo prefiero que tú te quedes aquí. Podría ser unas horas.

-- Está bien tía abuela, su casa es buenísimo. Podría quedarme aquí mirando los azulejos y escuchando al ruido de la calle y el mar para siempre-- respondió Mercedes.

En su cuarto, ella empezó a desempacar la maleta, pero el bullicio de la calle desde la ventana abierta la trajo allí. Había tanta gente. Ella siempre ha vivido en los suburbios donde la gente vivían tan esparcida que un vecino no podía escuchar el otro. Ella estaba sentada en el alféizar mirando la vista cuando soltó un graznido. Al principio no sabía de dónde había venido. Pero miró movimiento en una ventana que queda cruzando la calle. El edificio parecía abandonado.

--Si mi tía abuela no vaya a volver muy pronto, tal vez yo tendría un rato para explorar-- pensó la chica-- No quiero ser prisionera para toda la estancia. A ella le encantaba las aventuras y los misterios. Salió de la casa sin cerrar la puerta con llave. Se acercó el edificio vacío. La gente de la calle caminaba alrededor de ella como si ella fuera una piedra en un arroyo. La puerta no estaba cerrada. De hecho, no había un pomo. Ella buscó, pero tampoco no había letreros afuera del edificio. Ella entró.

El ruido y movimiento había ido desde la segunda pisa, entonces tenía que encontrar escaleras. No había muebles o nada en la casa,

estaba totalmente vacía. Un poquito de luz desde las ventanas iluminaban las sombras para que ella podía ver adónde caminaba. Encontró las escaleras, pero estaban oscuras. Ella subió de prisa, y por suerte no se tropezó. Ella no se dio cuenta en este momento, pero había perdido la llave del apartamento en su prisa. Ahora se sentía un poquito de miedo y vergüenza. ¿Qué iba a pasar si su tía abuela se enterara de lo que estaba haciendo?

-- CAW-- graznó él volando. ¿Es un cuervo? Por un momento parecía que volaba hacia la chica. Pero se estrelló contra la ventana y se quedó en el suelo. ¡No puedo dejarla en esta condición! -- decidió la chica. Recogió el cuervo-- era muy ligero-- y salió del edificio vacío. Estaba anocheciendo, y otra vez la gente de la calle no la prestó la atención a ella. Trajo el cuervo a su cuarto y lo puso en el alféizar. No parecía muerto, pero ella no estaba segura. ¿Qué iba a decir a su tía abuela? ¿Que un ave había caído del cielo? No había otra opción. Esta mentira tenía que funcionar porque ella no podía decirla que había salido.

Mercedes puso tres uvas a lado del ave para que pudiera comer si se levantara. Se acostó antes de que volviera su tía abuela. Cuando se despertó por la mañana, Mercedes se dió cuenta de que el cuervo ya no estaba, pero se hacían falta las uvas que había puesto en el alféizar. Se levantó y pasó el resto del día explorando la ciudad con la tía abuela.

Cuando volvieron hacía más frío que antes.

-- Va a llegar una tormenta, mija-- dijo la tía abuela-- voy a cerrar las ventanas.

Mercedes la ayudó. La tía abuela vino al cuarto de la chica primero.

animal otra vez. Estaba ella preguntó. En este ave estaba embistiendo ave giró hacia la ventana.

-- ¡Lárgate, rata!-- gritó la tía abuela-- este ave tiene mucha cara, chica. --¡Ayúdame!--

¡El cuervo había vuelto! pensó Mercedes. Ella vió que el ave se había apostado en el pilar de cama.

-- ¡Tía!-- dijo la chica-- ¡Espere! ¡Mira en el pico!

El cuervo tenía la llave. La llave que la chica no sabía que había perdido.

--¿Cómo puedes explicar esto?-- preguntó la tía abuela-- ¡Es un ladrón!

En este momento, la chica se dió cuenta de que no había tenido la llave todo el día. Pero no podía decirla que había perdido la llave.

-- Mire, por favor podría usted darme la llave-- ella pidió al cuervo. El ave dejó la llave en la cama y la tía abuela lo soltó por la ventana. Las mujeres miraron el cuervo volando sobre los tejados hasta que ya no podían verlo. Yo le ayudé al cuervo, y el me ayudó-- Mercedes pensó.

Ella pasaba unas semanas más con su tía abuela. Cuando su tía abuela no estaba prestando la atención, ella sacaba uvas para el cuervo. Las puso en el alféizar como antes. Cada vez cuando hizo esto, el cuervo vino. En el último día de la estancia, no había puesto las uvas, pero el cuervo estaba.

-- ¡Lo siento amigo!-- dijo ella-- no tengo nada para ti hoy-- pero el ave tenía un regalito para ella. En el pico trajo un collar. Dejo el collar en el alféizar, y levantó vuelo. Ella tomó el regalo y vio el cuervo para la última vez. ¡Qué suerte yo tengo que tenga una amistad tan buena!

Sarah Bucker (FALL 2018) +


La burbuja de Hanover

Recientemente, leí una entrevista por una estudiante de la Universidad de Hanover donde la habló sobre . En la entrevista ella describió el privilegio que nosotros, como estudiante de Hanover, experimentamos. La entrevista fue muy interesante. El estudiante de Hanover continuó hablar sobre la Universidad de Hanover debe involucrarse más en la solución de los problemas que enfrenta la comunidad de Hanover en general-- como pobreza y el uso de drogas. Pero mientras leía la entrevista comencé a pensar en otra cosa. Comencé a pensar en mis experiencias personales en la comunidad de Hanover. Al crecer en las afueras de Indianápolis, la pequeña localidad de Hanover fue un gran choque culture para mí. Pero no cambiaría mis experiencias aquí en la Universidad de Hanover, en , por nada.

La vida griega ha sido una de las partes más importantes de mi experiencia en Hanover. Soy parte de la fraternidad de mujeres Kappa Alpha Theta. Nuestros valores son excelencia personal, hermandad, erudición, servicio y liderazgo. Nuestra filantropía nacional es CASA, que representa . El año pasado, recaudamos más de $1.000 para nuestro centro local de CASA aquí en Madison. Ser capaz de devolver y apoyar a nuestra comunidad local es un de los objetivos principales de nuestro capítulo aquí a Hanover. Todas las casas griegas, incluyendo Kappa Alpha Theta, requieren horas de servicio de sus miembros. La mayoría de los estudiantes aquí en la Universidad de Hanover completan las horas de servicio en la comunidad local de Hanover y Madison. En este caso, Hanover y han beneficiado a la comunidad local mucho.

Pero hay otros programas que se benefician a la comunidad local mucho. Nuestro propio departamento de español también hace mucho para retribuir y participar en la comunidad local. He visitado La Casa Amiga muchas veces. Comencé a trabajar como voluntaria en La

Casa Amiga para cumplir con un requisito de clase, pero continué porque la disfruté. Muchas otras clases también requieren que los estudiantes son como voluntarios en ciertos lugares, como hogares de ancianos. Muchos clubes en campus también contribuyen a nuestra comunidad local, como College Mentors for Kids, Best Buddies y Panther Packs.

Con solo algunos ejemplos de cómo los estudiantes de Hannover benefician a la comunidad local, es posible que no es completamente veraz. El plan de estudios de artes liberales trata de crear estudiantes bien pensados y redondos. Me gustaría creer que, si los estudiantes entran en Hannover como egoístas y despreocupados por los grandes problemas, ojalá que los estudiantes emerjan de como individuos bien redondos y compasivos.

Emily Christian (FALL 2018) +


Benjamin

Se sienta - como lo hace todos los días - en el banco verde en el centro de Harrison Park, bajo el gran árbol sicomoro y vestido en una gabardina. Está pensando con la esperanza dejará de pensar sobre Joanna - la forma en que lo miró con sus ojos azules, en que las comisuras de sus labios se acurrucaron en una sonrisa, en que su voz dijo: "buenos días." Miró fijamente en sus ojos cuando él la sostuvo en el suelo, y sacó un cuchillo de cocina del bolsillo de la cazadora. Lentamente comenzó a cortarse las muñecas, y, todavía aturdida por el sueño y como si supiera que iba a venir, Joanna no protestó. Ben la besó, larga y con mucha fuerza, y cuando finalmente se apartó, ella negó con la cabeza.

- Yo te amaba, susurró ella.
- Y te amaba también, él respondió.

Durante un mes, dieciséis días, nueve horas, y 45 minutos después de ese lunes por la mañana, él se ha dicho que mintió a ella para salvarla de lo que iba a venir. Sin embargo, una pequeña parte de él no podía dejar de dudar de que hizo algo para ayudarla. ¿Realmente la había salvado del inestimable dolor de perderlo, o simplemente había hecho las cosas más complicadas para su propio estrés, selectivamente sociópata?

- Pensó para sí mismo -por supuesto que no, eso es tonto-.

Él contempla si va a ir al infierno, después de todas las cosas que ha hecho, si existe. Joanna siempre dijo que existía, pero Ben nunca fue un hombre que creyera en cosas que no podían ser probadas. Porque este 'Dios' nunca había parecido ayudar cuando su madre le golpeaba con un cucharón tan fuerte que rompió la piel sobre del impacto. A veces, el deseaba que nunca nació.

Él recordó que su madre lo llamaba un "desperdicio del buen talento de Dios" cada día. Ella se volvió loca después de su esposo dejó atrás la familia y, por eso, ella abusó de Ben cuando era niño. Lo golpeaba con un cucharón y gritaba en sus oídos en la parte superior de los pulmones. El niño pequeño nunca dijo nada; sólo se quedaba en silencio. Era un prisionero de su madre y nunca había una oportunidad para huir de ella.

Vivían en una casa vieja con pintura desconchada, los agujeros en la azotea, y todas las ventanas cerradas con la madera contrachapada. El porche en el frente se había derrumbado. El trébol blanco y la hiedra de tierra envolvieron cada jardín por dos bloques enteros, del este y del oeste. Su madre nunca podía pagar la renta, y por eso, se movían constantemente de casa en casa, nunca pagando a los propietarios - al menos no con el dinero.

Tres días, dos horas y un minuto después de que cumpliera doce años, la madre de Ben tomó una sobredosis de Triazolam, tomando un cuarto de las píldoras en la botella con un poco de licor destilado ilegalmente. Era licor que le había comprado al Sr. Omari, el hombre que trabajaba en la tienda general en la esquina de la calle 13 y Bramble Hill Lane. Siempre le había dado a Ben una pequeña bolsa de papas fritas, algo que él podía dar al niño pequeño cuyos brazos tenían moretones.

Chris Cronkhite (FALL 2018) +


Una valiosa aventura

Había un hombre que no tenía nombre. Este hombre vivía en la pobreza durante su vida y no podía sentir felicidad porque de este aspecto de su vida. Algún día, él quería liberarse de su manera de vida y no en vano el hombre salió su barrio con la esperanza que algo profundo iba a cambiar su vida. En caballo, él viajó del Yucatán hasta La Ciudad de México sin dinero y solo con una guitarra. El aprendió tocar la guitarra de su abuelo cuando era niño y le encantaba tocar la música. Pero en su experiencia como indigente, nunca nada fue capaz de hacerle sonreír. Sabía que algo iba a cambiar en su vida, pero él no estaba preparado para el cambio que iba a venir.

Algún día en su viaje cuando el hombre estaba montando el caballo, una visión le ocurrió. En esta visión había un Falcón que estaba aviando sobre las nubes y nada más. En un instante, el Falcón le embistió el

hombre y tomó sus ojos. Después, el hombre volvió a la realidad y ¡se dio cuenta que no podía ver el mundo! ¿Como era posible que su solo deseo iba a escaparse de la pobreza y algo divino había contestado por robándole la vista? Este déficit de habilidades no iba a permitir el hombre trabajar nada. Durante el tiempo, él estaba pensando en una manera muy reflectante. Al fin, al llego a una conclusión y comenzó a aceptar su nueva realidad.

Porque él estaba viajando sin otros humanos, no tenía la oportunidad de recibir los consejos de otros. El hombre estaba forzado a pensar en una manera muy profundo. Había momento donde la respuesta le vino a su mente. De hecho, el Falcón le había soltado al hombre de su

estrés que estaba causado por la pobreza. No le importaba la riqueza sino como un medio de compararse con otras personas en la sociedad. En una perspectiva muy optimista, no necesitaba preocuparse con el mundo material. Él podía concentrar en el mundo espiritual y eso había una oportunidad muy exclusiva. El hombre decidió aprovechar de esta oportunidad y continuo en su viaje a la Cuidad de México.

Al fin, él llegó a la Ciudad de México llegó con dos ojos menos, pero en su lugar tenía un corazón dos veces el tamaño. A veces, es necesario eliminar alguno de los sentidos para escapar de los límites de los sentidos. En el caso del hombre, esta deprivación había salvado su felicidad. El hombre paseaba su tiempo de tocar su guitarro, contar las historias de la antigüedad, y mostrar la forma más verdadera de la felicidad a otros que estaban sufriendo de la pobreza. Vivía en la prosperidad verdadera a partir de ese momento en su vida.

Sarah Graves (FALL 2018) +


El último caso de agente P.K. Chu y su compañero Y. Mann

El cuerpo de un alumno estaba extendido en el asfaltado en la universidad de Tokio. Era cinco días antes de La Navidad y estaba nevando abundantemente afuera. -"Pobre chico, aún no se graduó. Él aparecía como yo, "- dijo una figura. Salió de las sombras y reveló Agente P.K. Chu. Su compañero Y. Mann respondió -"Sí, si él tuviera cuarenta años más."- P.K. Chu sonrió, pero el rostro traicionó la emoción verdadera que se sentía: tristeza inmensa. P.K. Chu era una agente renombrado y había resuelto muchos casos importantes. Pero tenían setenta años y su mente no era muy bueno. Pero su hermano menor, R. Chu, un abogado famoso, quería que P.K. Chu resolviera un caso más, antes de jubilarse. Los dos caminaron dentro de la universidad, donde el profesorado y el alumnado les estaban esperando. P.K. Chu sacó su placa de policía de la gabardina que siempre llevaba y preguntó, -"¿Quién está lista?"- Y. Mann sacó su placa de policía y hizo señas a las primeras personas para conseguirlo.

El primer sospechoso, el consejero estudiantil de la víctima apareció triste y dijo, ̈Es una lástima que él fuera matado en este día .... él estaba muy emocionado por ir a la casa de sus padres para celebrar La Navidad y los logros de este semestre. ̈ El consejero estudiantil empezó a llorar inmediatamente después de decirlo. Mientras P.K. Chu preguntó, su mente se desvió. El pensó: Recuerdo cuando Y. Mann y yo conocimos... él tenía mucha cara, jaja, todavía él es un caradura.

El segundo sospechoso, el amigo de la víctima apareció menos triste, pero tan serio como el primero. P.K. Chu preguntó, ̈¿Por qué tenía sangre en las manos? ̈ El amigo respondió, ̈ Yo estaba saliendo de la última clase cuando me encontré con el cuerpo de mi mejor amigo extendido enfrente de mí. Corrí a su lado y lo abracé. ¡Él era mi mejor amigo! ̈

Después de los otros interrogatorios P.K. Chu tenía prisa porque nada tenía sentido. Entonces caminó de un lado a otro. "¿Estás loco?" dijo Y. Mann. "Aparece que mi cordura me escapó. ¿Por qué los indicios no suman, Y. Mann?" P.K. Chu respondió. "A mí, el amigo apareció el mejor sospechoso, pero tenía una buena coartada porque estaba en clase durante la hora del crimen..." P.K. Chu declaró. Y. Mann respondió, ̈No sé Chu, pero había otra persona que podría ser un sospechoso: su primo, quien estaba quedando en su dormitorio la semana pasada. Él no tiene una coartada durante la hora del crimen excepto de que estaba en el parque cerca de la universidad. Según los rumores, él se aprovechó de la víctima financieramente."

Pero P.K. Chu estaba perdido en sus recuerdos una vez más, esta vez de su hermanito. -R.Chu maduró ser engreído porque madre consentía que mi hermanito hizo lo que quisiera... aún peor, él quería que me jubilara después de este caso- "¿Chu? ¿Estás bien?" Y. Mann preguntó. "Vale Chu, vamos al restaurante para comer." Agente P.K. Chu siguió a Y. Mann hacia un restaurante cercano y entraron. Cuando se sentaron, Y. Mann espetó, "¡Espero que te decidas promoverme a un agente de policía porque he mejorado mi actitud inapropiado del año pasado!" Agente P.K. Chu suspiró y dijo en voz baja, "Quería que fueras menos soberbio y pensabas antes de decir algo." Los dos siguió sin decir nada y comieron su almuerzo. Después de comer, oyeron un grito entre el bullicio del restaurante. El primo intentó a escaparse por la azotea del edificio directamente cruzando del restaurante. Pero la tormenta de nieve le causó caer de la azotea y aterrizó en el suelo duro. P.K. Chu e Y. Mann se apresuraron a los ventanales del restaurante, donde miraron el sospechoso verdadero. Ellos corrieron para perseguir al sospechoso, y por fin lo atraparon en un callejón sin salida. Antes de que P.K. Chu pudiera decir algo, Y. Mann exclamó,

"¡¿Por qué asesinó a su primo?! Podías continuar aprovecharse de la víctima para el resto de su vida. Desafortunadamente para ti, tenemos los antecedentes y el número del zapato que te queda en la nieve." El primo gritó: "¡Necesito huir de mis problemas! ¡Él empezó a sospechar mis acciones!"

El caso posó y también el cuerpo de la víctima. El primo era un preso en la cárcel local. P.K. Chu decidirá promover Y. Mann como un agente de policía porque estaba orgulloso de su trabajo en el caso. P.K. Chu se jubiló en el verano porque perdía el control de su cordura durante el caso demasiado y iba el resto de su vida en la paz de un hogar de vida asistida en la provincia de Yamanashi.

Emma Grimes (FALL 2018) +


Siga su corazón y escriba su alma

Era el primer día de diciembre y Mia y su gato se sentó en la mesa en el rincón del cuarto, cerca del ventanal. Vieron vida pasear enfrente de su casa. Mia es una autora, una poeta a ser más específica. Mia tiene un carrear en la industria de escribir creativo a una compañía llamado "Escriba su Alma". La semana pasada, la compañía se ofreció Mia una oportunidad para escribir una colección de poesía de los espíritus de la Navidad. Mia era tan entusiasma. Ella se dije escribiría una colección de poesía para la Navidad. Mia sabe que se dio una oportunidad maravillosa también lo mejoraría su posición en "Escriba su Alma". Mia esperaba que tuviera éxito. Diciembre sería un gran mes por Mia y su carrear.

Mia necesita entregar su poesía en dos semanas. Es muy importante que ella entregue su trabajo en punto. No es mucho tiempo, pero con la ayuda de su gato Archie y su familia, Mia piensa que pueda hacerlo. No seré fácil.

Entonces, dos o tres días después de ella recibió la oportunidad ella estaba sentaba con Archie y una taza de tea. Mia trato escribir en su computadora y no suerte. Después, ella trato escribir con un papel y un lápiz y...sin suerte. Mia no escribió una palabra. Ella sentó al revés, en su cama, en el piso y finalmente en el armario. No amonto de cambia en paisaje cambiaría su creatividad o su habilidad a escribir. Hoy no fue el día para Mia a escribir.

Una semana pasada muy rápida y Mia estaba haciendo progreso, pero ella no era feliz con su poesía. Ella no pudiera compartir su trabajo con alguien con acepción de Archie (el gato). Al fin de semana, Mia tuvo muchos poemas que era maravillosa, pero la parte más trágica era que Mia no creía que sus poemas valían la pena publicar. Un día, su mejor amiga, Alex, vino a su casa y encontró la colección de poesía de Mia. Su mejor amiga comenzó a leer los poemas cuando Mia entró en la sala de estar.

Mia dijo - ¡Sal de mi casa! No tenías derecho a leer mis poemas.

Alex - ¡Lo siento, Mia! No sabía que los poemas eran especiales. Nunca los habría leído si sabía eso. Lo siento, Mia.

Mia - No me importa, Alex. ¡Necesitas salir mi casa ahora!

Cuando Alex salió la casa de Mia era un gran alboroto y ella accidentalmente dejo la puerta abierta. Porque de eso, los poemas que cayeron en el suelo cuando Mia tomó los, apagó la puerta. Mia estaba en la incredulidad. Mia empezó a llorar porque sus poemas fueron perdidos. Mia creía que perdería todo de su trabajo duro. Pero, Archie la consoló. Mia corrió dentro de las calles para tratar a buscar por sus poemas. Pero el viento los llevó al centro de la cuidad.

Cuando Mia llegó en el corazón de la cuidad, ella vio muchas personas que estaba leyendo sus poemas. Páginas y páginas de su poesía era en los manos de los ciudadanos Muchas de la gente se complementaron a su poesía. Mia nunca habría conocido a la gente le gustaban sus poemas si nunca hubieran volado. La poesía de Mia, se liberta y en este momento, ella vio que su poesía los liberta la gente de cuidad también. La amistad entre Mia y Alex durará por muchos años.

La próxima semana, "Escriba su Alma" se publica la poesía de Mia en su nuevo libro para la Navidad.

Madison Johns (FALL 2018) +


Ronan, el muñeco de nieve

Era seis de la mañana y me desperté cuando oí el ruido del teléfono. Pude oír mi madre se despertó y contestó el teléfono. Ella había escuchado por dos minutos antes de colgó el teléfono. Mi madre caminó a mi cuarto y dijo, "El colegio está cerrado hoy porque nieva. Duerme más y te despierto más tarde." Yo me quedé dormido y me sentí alegre porque no fue escuela.

Mi madre me despertó a las ocho. Yo miré la nieve por la ventana y había mucha nieve. Fui a la cocina donde mi madre cocinaba el desayuno. Teníamos huevos con jamón, mi favorita. Comenzaba a comer y mi hermana menor vino a la cocina. Ella era ruidosa, irritante, y nunca déjame en paz. Yo toleraba ella. Nosotros desayunamos y decidimos jugar en la nieve. Mi madre dijo "Es necesario llevar un abrigo, un gorro de invierno, mitones, y botas. ¡Está frio por causa de la nieve y no puedes enfermarte!" Mi hermana y yo nos vestimos toda la ropa para la nieve y vamos afuera. Decidimos construir un muñeco de nieve. Yo trabajo en el cuerpo y mi hermana trabaja en la cara. Cuando añadimos la cabeza con el cuerpo, alguna locura ocurrió. ¡El muñeco de nieve vina a la vida! El tembló y dijo "¡Hola chicas! ¿Me llamo Ronan y vosotros?" Mi hermana y yo vimos entre ellos en desconfianza. Esta situación aparecía como una película. Yo fui el primer preguntaba Ronan.

-Yo dije "Hola Ronan... estás vivo... cómo?"

-Ronan dijo "Cada Navidad, hay fuerzas magias en el aire. Algunos creen la magia es de San Nicolás, otros creen es porque el nacimiento de Jesús, pero nadie sabe exactamente. La magia causa situaciones especiales durante la Navidad."

-Mi hermana dijo "Yo veo una película sobre un muñeco de nieve que se llama Frosty. ¿Está película...es verdad?"

-Ronan dijo "¡Sí! Frosty es mi primo. ¡Pero suficiente sobre mí, vamos a divertirnos!"

Mi hermana y yo vimos entre ellos otras veces y decidimos porque no. Empezamos una guerra de nieve.

Cuando nosotros peleamos, otros niños
en el barrio vieron nosotros. Ellos acompañaron Ronan, mi hermana y yo.
La guerra fue intensa. Eventualmente,
había muchos de nosotros y creábamos equipos con Ronan y yo como los
capitanes. Cada equipo creó un fuerte
grande y construyeron tan bolas de
nieve como era posible en preparación. Empezamos la guerra. La guerra de
nieve pasaba mucho tiempo, pero al
final, mi equipo ganó. Después, Ronan
dijo que él había ido. Todos los niños
dijeron sus despedidas y Ronan
desaparecido. Mi hermana y yo fuimos a nuestra casa. Hablábamos sobre el día y Ronan.

-Mi hermana dijo "Era un día interesante. Madre preguntaré que hicimos. ¿Qué decimos a ella? ¿La verdad?"

-Yo dije "No. Ella no creerá. Es necesario que nosotros digamos una historia sin Ronan, pero nosotros recordáramos que pasado hoy."

Volvíamos a nuestra casa y nuestra madre dijo sobre el día. Mi hermana y yo dijimos una historia, pero no fue tan bueno como la diversión con Ronan, el muñeco nieve.

Cambria Jones (FALL 2018) +


El poder transformativo de la música

Aunque ningunos de mis amigos querían ir conmigo, me decidí a ir al concierto sola. Sí, a mis amigos les gusta la música pero te darías cuenta de que tuvimos que comprar un boleto. Muchos de los estudiantes en la universidad no querían pagar por un concierto. Pero yo, sí. Siempre me gusta ir a los eventos que celebran los artes. Cuando

llegué a la ventanilla en el pasillo al lado de la sala de recital, la mujer que estaba vendiendo los boletos me dio un boleto y dijo que era gratis porque un hombre lo compró anónimamente para la próxima estudiante que llegó. Me sorprendí y estaba muy agradecida a este hombre anónimo.

Me senté en el auditorio y escuché al murmullo del público. Todas las personas parecían contentas. Normalmente hablo mucho, pero en este momento, observé el público y el escenario. Debido al alumbrado del escenario, era fácil mirar los miembros de la orquesta que estaban practicando. Después de que el coro entró a la sala, el concierto empezó. Desde las primeras notas hasta las finales, yo estaba dentro de un mundo totalmente diferente--el mundo de la música. Mis ojos se fijaron en los dedos de los violinistas y de las señas de la directora. No pensé sobre las cosas que tuve que hacer. Solo me concentró en la música. Mientras escuchaba las melodías bonitas, me saltaron las lágrimas. No puedo explicar por que empecé a llorar; solo puedo explicar la que resultó de una experiencia profunda con la música.

Cuando mi hermano y yo éramos niños y no podíamos dormir, mi padre estaba de pie en el pasillo entre el cuarto de mi hermano y el mío. Él tocaba la guitarra y cantaba las nanas para que nos durmiéramos. Y cuando él no podía tocarla, él jugaba las nanas de la computadora encima del escritorio de mi cuarto. Las canciones me consolaba, y podía dormir tranquilamente.

Me acuerdo de un año durante la Navidad, mi padre mencionó a mi familia que yo estaba tomando una clase de guitarra y mi familia me pidió tocar una canción. Elegí a tocar la canción muy sencilla, "Jingle Bells." Aunque estaba nerviosa tocar para un grupo, mi corazón estaba llena del poder de la música. Entre de mis clases académicas difíciles como el cálculo avanzado, y la anatomía, y la historia avanzada, mi clase de guitarra durante mi tercer año de la escuela secundaria fue la única manera de escaparme del estrés. De hecho, durante este año la música salvó mi vida. Me acuerdo de las primeras semanas de la clase de guitarra, me dolían las puntas de los dedos cada noche debido a la presión de las cuerdas de la guitarra. Y a veces las sangraron. A pesar de la pena, seguí trabajando. Hoy en día, no soy una guitarrista, pero me aprecio la música y entiendo las dificultades de tocar un instrumento. Era una experiencia muy humilde. Aprender a tocar un instrumento es como aprender una idioma. Cada día hay pequeñas victorias pero si tú sigues trabajando, tocarás como un profesional o hablarás como un nativo.

La música te cambia. Es increíble que la música tenga tanto poder. Cuando te sientes mal, la música puede mejorar tu estado de ánimo. Escuchar la música es como recibir un abrazo fuerte. Cuando estás estresado, la música puede calmarte. Cuando estás feliz, la música puede agregar a tu felicidad. Una canción puede transportarte al otro tiempo... al futuro o al pasado. Puede recordarte de una amistad o un lugar donde fuiste. Al menos, esta ha sido mi experiencia con la música durante mi vida. Ojalá que tengas la misma experiencia profunda durante tu vida.

Verónica Navarrete (FALL 2018) +


La metamorfosis

Desde que era niña, mi recámara era una prisión. Mi mamá nunca me dejaba salir de mi habitación. Incluso, ella era la única que estaba permitida a entrar. Un día cuando estaba mirando afuera de mi ventana vi a niños jugando con una manguera. Yo no quería nada más que estar afuera jugando con ellos. Aunque lo deseaba tanto, sabía que era imposible porque yo era alérgica al agua... por lo menos es lo que me decía mi mamá. Por eso es que nunca pude jugar afuera con mis vecinos, ir a la escuela, bañarme con agua ni mucho menos ir a la piscina.

A pesar de que había vivido en aislamiento, yo usaba las redes sociales. Un día, mientras estaba usando Facebook, noté que la clase de graduados estaba organizando un viaje a Playa Fernanda. Estaba decidida en ir a Playa Fernanda entonces comencé a planear cómo escaparme de mi casa. ¡Sabía que si nunca salía de mi casa, me iba a volver loca! Yo aproveché cuando mi mamá entró a mi habitación para obtener la contraseña de la casa que tenía guardada en su celular para poder salir mientras ella dormía.

La mañana siguiente me desperté y me aseguré de que mi mamá no estaba despierta. Después llamé a un Uber y me fui en camino a Playa Fernanda. Cuando llegue a la playa, note que la clase de graduados aún no había llegado. Mientras los esperaba decidí acercarme al agua por la primera vez en mi vida. ¿Qué es lo peor que podría pasar?

¡En el momento que toque el agua, una cola de sirena me comenzó a crecer! ¡No lo podía creer! Rápidamente me di cuenta de que yo nunca había sido alérgica al agua, sino que yo era una sirena y mi mamá me lo ocultaba.

Cuando entre al agua, los peces me empezaron a seguir. Ellos me enseñaron cómo navegar por el mar y cómo evitar la basura para no lastimarme ni quedar atorada. Los peces también me estaban enseñando cómo evitar los depredadores, como los tiburones.

Aunque rápidamente me di cuenta de que el peor depredador del mundo no es ningún animal... sino los humanos.

Los peces y yo estábamos mirando como los caballitos del mar salían del cascarón. Me emocione tanto al ver como un caballito del mar daba a luz. Pero segundos después, los peces se comenzaron a asustar y dieron una señal de angustia. ¡Había peligro! Los peces se metieron a una cueva, pero yo estaba muy grande para entrar al hueco de la cueva. Mientras estaba tratando de encontrar un lugar donde esconderme, sentí una red de pesca alrededor de mí. Vi que mis amigos, los pececitos,

andaban muy asustados. Por más que traté, todo fue en vano porque no me pude escapar de la red de pesca.

"¡Una sirena! ¡Una sirena!" gritaba el marinero. Eso fue lo último que escuche antes de que se me fuera la respiración...

Yo sentía como los marinos me tocaban sin importarles que me estuviera muriendo. Por el estrés, no supe convertirme en humana y sabía que mi vida trágica había llegado a su fin, cuando apenas había comenzado a vivir. Era un hecho que los pescadores me iban a dejar morir. Desde ese momento entendí que a los humanos no les importa a qué ni a quien lastiman. Mientras sentía como se me iba la respiración, mi último deseo fue que los humanos tuvieran más respeto hacia los animales y sus hogares.

Savannah Pendleton (FALL 2018) +


El dragón

Cuando el mundo era joven, El Dragón vivía y creía todos de los desastres naturales. Con las alas gigantes, creaba los ciclones y huracanes. Podía echar fuego de la boca, con el que empezaba incendios. Con sus pies grandes creaba terremotos. El Dragón tenía muchos nombres. La gente en cada región del mundo le llamaba algo diferente en su propia lengua. Los humanos estaban aterrorizados por El Dragón, porque sus incendios y terremotos mataban a mucha gente y destruían mucho de la tierra. El Dragón le encantaba vivir cuando la gente creía en su existencia.

A medida que el tiempo pasó, la gente sabía que El Dragón creaba los desastres, y tenían miedo de él. Pero algo ocurrió (después de lo que los humanos llaman la edad media) que cambió todo. Mucha gente murió de la peste bubónica, y con ellos sus creencias y miedos de El Dragón también murieron. Todo sobre El Dragón se convirtió a leyendas que los padres contaban a sus hijos. Nadie ya creía en él; culpaban el tiempo y el clima por todos los desastres naturales. El Dragón se sentía aislado de los humanos, porque antes sus creencias les dio un propósito. Ahora no había nada que le conectaban. Trataba de llamar la atención de la gente y creaba más y más desastres. Se

hizo todo en vano porque aún no creía en él. El Dragón perdió su esperanza y se rindió.

Buscó un lugar donde podía ser solo, y encontró un volcán inhabitado. Dormía y lloraba durante muchos años (que creyó un río nuevo), y la gente se alegraba porque no tenía ningún desastre natural durante estos años. El Dragón no tenía ganas de vivir sin las creencias de la gente. Mientras él pasaba los días dentro del volcán, el mundo afuera empeoraba. No había los incendios que permitían el crecimiento de nueva vegetación. No tenía los ciclones y terremotos

que aflojaban la tierra. Toda la naturaleza se quedó muerta. Los humanos se dieron cuenta de que necesitaban los desastres naturales para que el mundo reanimara, y esperaban que encontrara algo para resolver el desequilibrio del mundo.

Entonces los humanos buscaron algo o alguien que podía resolver los problemas con la naturaleza. Un día, El Dragón se despertó y oyó voces pidiendo ayuda. Se levantó y voló afuera del volcán para que pudiera ver lo que pasó. Vio la naturaleza destruida y se sentía muy triste. En este momento se dio cuenta de que el mundo necesita sus desastres para sobrevivir. Los humanos finalmente querían los desastres que hizo El Dragón. De repente, él echó fuego de la boca y inició un incendio forestal en los árboles muertos. Los humanos vieron el incendio y tenían miedo, pero también vieron que el mundo sería equilibrado de nuevo. Un niño miró al cielo y vio El Dragón. - ¡Mira, mira! - dijo el niño. - ¡Hay un dragón, como dicen los cuentos! Te dije que es real, no es una leyenda. - Cuando El Dragón oyó esto, se sentía alegre. ¡Ahora los humanos creen que existe otra vez!

La gente nunca olvidaba el tiempo cuando no había desastres y la naturaleza casi estaba destruida. El Dragón siempre continuaba sus desastres, pero se dio cuenta de que los humanos cambian sus creencias mucho. Sabe que, si no creen en él ahora, será una generación en el futuro que no olvidará sobre él. Siempre existiría en las leyendas del mundo, y ahora es suficiente por El Dragón.

Lisa Quiroga (FALL 2018) +


Felices fiestas

La mejor Navidad que he pasado fue en Bolivia. Originalmente, mi mamá y yo fuimos a celebrar el cumpleaños de mi abuela quien cumplía 80 años. Cuando reservamos nuestros boletos, mi mamá dijo que íbamos a celebrar Navidad allá.

Llegamos una semana y media antes de Navidad. Durante esa semana, celebramos el cumpleaños de mi abuela con una misa y una fiesta grande. Por primera vez, toda la familia estuvo reunida excepto mis familiares en Brasil. El fin de semana antes de Navidad, hicimos un viaje, con toda la familia, a mi lugar favorito. Es un lugar en la selva donde no era necesario traer una chaqueta porque hacía calor. Fue uno de los fines de semanas mas divertidos de mi vida.

Por fin, había llegado Navidad. Navidad para mí aquí en los EE. UU., es de lo más tranquilo, pero en Bolivia es una locura. Para empezar, todas las primas y hermanas fueron a la casa de mi abuela para ayudar a mi tía Mamú a cocinar. Ustedes piensan que todas ayudando terminaríamos cocinando temprano, pero esto no es el caso. Al final, todas empezaron a chismear sobre los vecinos y lo que la familia extendida esta haciendo, y perdimos tiempo. Cuando se acerco a las 17:00, todos se fueron a su casa para alistarse. Yo fui a la casa de mi tía que vive al frente de mi abuela. Allí es donde me quedo cada vez que voy a Bolivia.

Cuando eran las 20:00, todos fueron de vuelta a la casa de mi abuela. Todos los primos estábamos juntos en la sala jugando la primera sobrina de la familia. Ella nació en octubre de ese año y todavía era una beba. Los papás se juntaron en el comedor donde pasaron charlando y bebiendo. A las nueve, todos empezaron a tener hambre. Es tradición para nosotros a comer a las 21:30, pero como tardamos a cocinar no comimos hasta las 22:30. Con nuestros estómagos llenos, esperamos a medianoche para abrir los regalos. Continuamos conversaciones, pero yo tomé una siestita para poder estar despierta. Mientras los niños estuvieron distraídos, mi primo se fue a

un cuarto para cambiarse en su disfraz de Papá Noel. Cuando terminó, entró haciendo mucha bulla, y se notaba que estaba entonado. El repartió los regalos para todos en la familia. En un momento, mi prima Camila notó que había chicle en la barba de Papá Noel, y los primos se reían. Camila salió y trajo tijeras y empezó a cortar la barba.

Finalmente, Papá Noel terminó de repasar los regalos y se fue. Todos continuaron sus conversaciones, menos mi primo Alejandro. Se le notaba que estaba nervioso y nadie sabia por qué. De repente Papá Noel entró corriendo con una cajita. Ale empezó a reír y cogió la cajita. Dio la vuelta y se arrodilló. Todos soltaron un soplido mientras Ale pedía matrimonio a su novia. Ella dijo sí y todos aclamaron. Después celebramos el resto de la noche, bueno hasta las tres de la mañana.

Noemi Richardson (FALL 2018) +


El detective Espinoza

Juan: ¡Soy inocente! ¿Por qué me están arrestando?

Detective Espinoza: Tienes derecho a un abogado, cualquier cosa que digas podrá ser usado en su contra.

Josefa: Hijo mío no te preocupes estarás bien. Tienes que pagar por todo lo que has hecho.

Juan: ¡Mamá! ¿Que tonterias dices?

Cinco de diciembre del 2008, Carla fue a la policía a reportar a Juan de abuso sexual y acoso. Días después Carla fue encontrada muerta en un basurero a las afueras de Santiago. Toda la culpa cargará en los hombros de Juan, ya que el día anterior Carla lo acusó de abuso sexual y acoso. Cuando llegaron a la policía Juan es llevado a su cerda donde habían dos reclusos más.

Juan: No, me miren asi soy inocente de lo que se me acusa. [dijo Juan con mucho miedo]

Reclusos: Si lo sabemos. Nosotros matamos a un banquero hace dos días porque se negó a abrir una caja fuerte. [dijeron sarcásticamente]

Detective Espinoza: Primeramente, ¿Que sabemos de esta jovencita y el asesino; ¿Cómo están relacionados? ¿Qué sabemos de la vida de estos dos individuos?

Detective Ramírez: Cómo decir esto, yo personalmente creo que Juan es inocente. Cuando fuimos a su casa la persona que nos abrió fue su madre

Josefa González. A medida que la estuvimos interrogando actuaba de una manera sospechosa.

Teniente Rafael: Lo mismo digo yo. Pero hay que tener presente que estamos hablando acerca de la familia más poderosa y rica de esta región.

Detective Espinoza: ¿Qué motivo tendría Josefa de asesinar a esa joven?

Teniente Rafael: Víctima: Carla López nació el 12 de diciembre de 1997 hija de Eduardo López y María López. Carla es estudiante de la universidad Soledad donde es conocida por ser una proxeneta. Unas de sus amigas nos dijo que la última vez que vio a Carla fue en clase. También nos comentó que Carla le había dicho que ella no era proxeneta por elección; fueron las deudas de su padre que la empujaron a esto.

Teniente Rafael: Yo estaba averiguando más sobre esto y resulta que los padres de Carla trabajaban para la familia González. Según Eduardo, la señora González le había prestado dinero para pagar el nacimiento de Carla años atrás. Él inocentemente aceptó el dinero sin pensar que la señora solo lo ayudaba por bondad. Al mismo tiempo, él juró pagar cada centavo en proporciones pequeñas.

Detective Ramírez: De acuerdo a nuestro registro, Eduardo López alías "el Tuti" trabajo en el casino de "La Gozadera" como sicario y mano derecha de Josefa González. Después de saber que su hija murió, Eduardo declaró en contra de Josefa. Agregó que ella lo obligaba a mirar cómo su hija conseguía niñas de su edad para que se prostituyeran.

Detective Espinoza: Es hora de saber acerca del acusado. Juan González nació el 14 de febrero de 1993 hijo de José González y Josefa González. Siempre en problemas con mujeres y drogas, pero para Juan González nada es imposible.

Espinoza decidió interrogar a Juan y le dijo que se le acusaba de haber abusado y matado a Carla López. Al Juan escuchar esto lo primero que dijo fue " Esto es mi culpa , tenía que haberla escuchado". Una hora más tarde llegaron dos policías con la madre de Juan para decirle que estaba libre de todo cargo.

Detective Espinoza: Algún día te atraparé vieja tramposa. -Este caso está cerrado-comentó Espinoza a sus colegas.

Dianet Sánchez (FALL 2018) +


Rehacer

Esmeralda siempre llegaba puntual a la escuela. Su primer periodo de clase era biología, su clase favorita. Hoy la maestra le había dado la tarea de buscar un libro sobre un animal extinto. Esmeralda decidió ir a la librería después de la clase para buscar un libro sobre los Quagga's. En el camino a la librería Esmeralda pensó en todos los diferentes animales y sus maneras de conducta. Cuando llegó a la librería fue hasta el ultimo librero para buscar el libro sobre los Quagga's. De repente hubo un disparo y todos los susurros se convirtieron en silencio. Esmeralda se agacho detrás de el librero, ella contuvo su respiración. La puerta se abrió y un chico entro. Esmeralda miró por los agujeros entré los libros y vio los zapatos del chico. Él apunto con la pistola a una muchacha que estaba sentada delante de èl, pero antes de que él apretara el gatillo Esmeralda salió de donde ella estaba escondida y corrió hacia el chico.

"¡No te acerques más!" El Chico le exigió Esmeralda - "Solo quiero hablar contigo "

Chico- Ya es muy tarde. Yo solo quería tener amigos, pero únicamente se burlaban de mí. Vamos a ver quién se ríe ahora.

Esmeralda- yo puedo ser tu amiga, no es muy tarde.

Chico- Tú no entiendes, yo siempre fui la burla de la clase. Todos siempre me tiraban papel, pero ya no me van a poder tirar mas nada.

Esmeralda- Pero quizás no lo hicieron adrede, quizás solo es algo que hacen los jóvenes.

Chico- Por supuesto que lo hicieron adrede, odió a todos en esta escuela.

Yo ya estoy muerto por dentro, ahora solo es justo que ustedes se vayan conmigo también.

Esmeralda- Por favor, no hagas esto. Yo entiendo cómo te sientes, yo tampoco tengo muchos amigos, pero tienes que ver lo bonito en la vida.

El chico bajo el arma y empezó a llorar. En ese momento alguien le tiró un adorno de cristal por la cabeza. Mientras que el chico fue cayendo al piso, él accidentalmente le disparo a Esmeralda. Esmeralda cayó al piso, pero antes de tomar su ultimo respiro ella vio los zapatos del chico de nuevo.

Esmeralda se despertó en un angustio, cuando miro a su alrededor se dio cuenta que estaba en su clase de biología y todo había sido una pesadilla. Pero cuando ella miró hacia abajo vio unos zapatos. Los mismos zapatos que ella vio en su pesadilla. En ese momento se dio cuenta que la pesadilla fue real y que su asesino estaba a lado de ella. Cuando vuelve a levantar la cabeza ve a unos niños tirándole un papel a el chico. La cara del chico se transformó. Esmeralda levanto la mano rápidamente y pidió ir al baño. Cuando salió de la clase corrió hasta llegar a la oficina del director. Ella empezó a tocar la puerta fuertemente hasta que el director salió y le preguntó que había pasado. Esmeralda, quien ya estaba llorando, le dijo todo sobre el chico. Le dijo que tenía una pistola y que planeaba matar a muchos estudiantes.

Dos Horas después.

Esmeralda estaba en la oficina envuelta en una cobija mirando por la ventana. Ella dejo escapar un suspiro cuando vio que la policía se llevaba al chico.

Jake Zurschmiede (FALL 2018) +


Mariano Rivera

Mariano Rivera es un jugador de béisbol retirado de los Yankees de Nueva York. Es considerado el mejor cerrador de todos los tiempos y uno de los mejores lanzadores de la historia del béisbol. Su dominio en situaciones estresantes y su personalidad tranquila se convirtieron a una leyenda. La leyenda de Mariano Rivera se basa también en sus imperfecciones. Con cada fracaso, Mariano aprovechó la situación para mejorar. Rivera es elegible para la inducción a El Salón de la Fama del Béisbol Nacional este año. Debido a que es el mejor cerrador de todos los tiempos, Rivera debería ser el primer miembro con un elección unánime.

Rivera nació en Panamá. Hoy, Mariano continúa realizando obras de caridad y misioneras dentro de su patria. Mariano trabajaba en un barco de pesca durante su niñez. En 1990, Mariano fue firmado por los Yankees de Nueva York como jugador amateur. Hizo su debut en 1995 como lanzador inicial, pero no tuvo éxito. Se convirtió en un lanzador de relevo. En 1997, Mariano fue el mejor lanzador de relevo en la liga. Como un cerrador, Mariano se encargó de terminar el partido. Esto era a veces tres fueras, seis fueras, o nueve fueras. Si lo hizo con éxito, salvó el partido.

A medida que su popularidad crecía, el equipo en el Yankee Stadium quiso tener una canción para tocar cuando ingresaba a los partidos. A Mariano no le importaba, solo le importaba el béisbol. Así que eligieron Enter Sandman de Metallica, y la canción se ha convertido en sinónimo de Mariano Rivera, "The Sandman."

Mariano era único porque solo usaba un tipo de lanzamiento. Esto se llama un cortante, con la velocidad de una bola rápida pero el movimiento de un slider. Aunque los bateadores sabían que la pelota estaba llegando, todavía no podían golpearla. En los playoffs, Mariano ha

salvado más de 40 partidos, y contribuido a cinco campeonatos de la Serie Mundial. Además, Mariano tiene el récord del promedio de

carreras más bajo ganado de cualquier lanzador. También tiene más salvamentos que nadie en la historia del béisbol.

Como todos los cerradores, Mariano era imperfecto. Cuando los Yankees estaban adelantados por una carrera en la novena entrada del juego siete de la Serie Mundial de 2001, Mariano perdió el partido. Los Yankees perdieron la Serie Mundial después de los ataques del 9/11. De manera similar, en 2004, Mariano hizo una salvada cuando los Yankees estaban a tres fueras de regresar a la Serie Mundial. Los Yankees luego perdieron tres partidos más. Mariano había permitido que estas fallas lo desanimaran, pero en cambio se volvió más efectivo con la edad. Al retener su fe y poner el juego de béisbol en perspectiva, Mariano Rivera fue uno de los atletas más disciplinados de la historia.

Mariano es elegible para ser admitido a El Salón de la Fama este año. El argumento que decide cuál es el mejor cerrador de todos los tiempos es breve, ya que casi todos los expertos están de acuerdo en que Mariano es el mejor de todos. Si ningún jugador ha sido un miembro con un voto unánime de El Salón de la Fama, el mejor jugador en su posición debería ser el primero. Nunca ha habido un mejor ejemplo de disciplina y trabajo duro en el deporte del béisbol.